La tasa de desempleo en el Gran Santiago, según el Centro de Microdatos de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile, fue de 11,3%, lo que representa una baja de 0,2 pp. respecto a diciembre de 2020 y de 4,3 pp. en doce meses.

Los datos de la Encuesta de Ocupación y Desocupación (EOD) muestran que el desempleo cayó un 27% en el último año debido al aumento de 5,9% de los ocupados y al crecimiento de la fuerza de trabajo en 0,7%.

Sin embargo, ambos indicadores registraron una variación negativa en comparación a diciembre de 2020. Esto último, de acuerdo a Lorena Flores, directora ejecutiva de la institución, se explica porque “si tomamos la población en edad de trabajar, vemos una disminución de los ocupados y a la vez tenemos una pequeña disminución de los desocupados, pero ambos vienen a aumentar las personas inactivas que crecen en 2,7 pp. respecto a la medición de diciembre del año anterior”.

En el desglose por género, la tasa de desempleo masculina fue de un 10,4%, lo que implica una baja anual de 5,7 pp., mientras que en el caso de las mujeres llega a 12,4%, que representa un descenso de 2,5 pp en un año.

En cuanto a la tasa de ocupación, es decir, el porcentaje de personas que están efectivamente trabajando respecto a la población en edad de trabajar, esta alcanzó un 49,6%. La variación en doce meses arrojó un alza tanto para las mujeres (2,5 pp.) como para los hombres (0,5 pp.), pero trimestralmente ambos retrocedieron, y en el caso del género masculino hubo una caída de 3,5pp.

Así, del total de ocupados, el 87,8% corresponde a personas cesantes,es decir, que han trabajado anteriormente con remuneración. En ese sentido, el tiempo promedio de cesantía pasó de 3,6 a 6,7 meses.

Por otra parte, la tasa de participación laboral, es decir, la proporción de la población en edad de trabajar, y que figura como activa en el mercado laboral porque trabaja o busca empleo, fue de 55,9%, ubicándose en un nivel más bajo que en marzo del año anterior (56,9%).

Por sexo, ello implica que el porcentaje de mujeres que participa es equivalente al del 20190, en tanto la tasa de participación de laboral masculina retrocedió 3,8 pp. en el trimestre, lo que se traduce en un aumento de los inactivos y se mantiene por debajo de lo observado en las últimas dos décadas.

En lo que respecta a las actividades productoras de bienes, los ocupados en la Industria manufacturera disminuyeron un 10,7%, en cambio en el sector Construcción aumentaron 19%. A su vez, en las actividades productoras de servicios se advierte un repunte del empleo en el Comercio (22,9%).

/psg