Investigadores de la Universidad de Tsinghua, en China, estudiaron la geometría de impacto cinético óptima para que la desviación de un asteroide sea más efectiva. Descubrieron que un impacto descentrado en un asteroide esférico, bien diseñado, aumentaría la eficiencia de desviación en más del 50 % en comparación con el impacto central utilizado por la misión Prueba de Redirección de Asteroide Doble (DART, por sus siglas en inglés). Los sorprendentes resultados podrán incrementar la comprensión de cómo hacer un uso eficiente de un impactador cinético.

Los científicos demostraron que mediante simulaciones numéricas se puede obtener y aplicar una curva hodógrafa única (denominada Delta-v) para optimizar la ubicación y la dirección del impacto cinético, considerando tanto la geometría orbital como las formas de los asteroides. Teniendo en cuenta estas simulaciones hidrodinámicas de impactos oblicuos determinaron que la deflexión efectiva aumenta hasta en un 50 % cuando se golpea a un asteroide casi esférico, como Dimorphos, en la ubicación óptima en comparación con un impacto centrado simple.

En cambio, para los asteroides alargados, la dirección del impacto optimizada puede incluso aumentar la distancia de desviación final en un 100 % con respecto al valor que se obtiene cuando el impacto ocurre en una dirección inapropiada. “Este trabajo presenta una aplicación simple e innovadora de la hodógrafa Delta-v para el diseño de geometría óptima en desviaciones cinéticas de asteroides potencialmente peligrosos, como una conexión de impacto a hipervelocidad y dinámica orbital a largo plazo”, dijeron los investigadores.

Tsinghua University

“El método de optimización propuesto debe considerarse en el diseño de trayectoria global de futuras misiones de desviación de asteroides, donde la distancia de desviación esperada está determinada no solo por la geometría orbital sino también por la geometría del impacto”, concluyeron en su estudio, publicado recientemente en el Journal of Guidance, Control and Dynamics.

En lo que fue la primera demostración de la desviación de un asteroide en órbita por impacto cinético, la NASA estrelló recientemente la nave espacial DART, a 6,6 km/s, contra el asteroide Dimorphos, de 160 m de diámetro. DART colisionó frontalmente el centro de Dimorphos. Los telescopios terrestres confirmaron que el impacto cambió con éxito el período de la órbita de Dimorphos en 32 minutos, mucho más de lo esperado.

/psg