Pasadas las 15:00 horas la Cámara Alta comenzó la votación de la acusación constitucional contra el Presidente de la República, Sebastián Piñera, después de que el pasado martes 9 de noviembre el libelo fuera aprobado en la Cámara de Diputados con los 78 votos necesarios -incluyendo a los parlamentarios Giorgio Jackson (RD) y Jorge Sabag (DC), esto luego de que el primero estuviera en cuarentena preventiva por contacto estrecho y el segundo presentara síntomas de Covid-19- a pesar de que la Comisión revisora de la Cámara rechazara el libelo con 2 votos a favor, 2 en contra y 1 abstención.

En ese marco, cerca de las 17:15 horas el senador Manuel José Ossandón (RN) comenzó con la argumentación de su voto, la cual generó mucha expectación al tratarse de un parlamentario oficialista y quien, además, había asegurado con anterioridad que “no me va a temblar la mano para decidir ninguna de las dos alternativas. Por eso, que la he leído, creo que falta información, pero hay que analizarla en su mérito”, indicó este lunes adportas de la votación.

Sin embargo, y tras mantener su voto en suspenso, se abstuvo de la acusación contra el mandatario y realizó duras críticas contra éste al momento de argumentar su postura.

“Todos sabemos quién es él, cuáles son sus formas, dónde están sus límites y lo que ha hecho en su vida empresarial y política. Yo he dicho siempre que no comparto las maneras en que ha mezclado la política y los negocios, lo privado y lo público, porque creo que no ha sido capaz de poner límites”, comenzó diciendo Ossandón.

Continúo señalando que “mis diferencias con él no las vamos a discutir ahora y no son una novedad para ninguno de los que hoy me ven (…) Todos saben lo que dije en un debate presidencial, en un contexto donde quise marcar un punto respecto a la incestuosa relación entre la política y el dinero”.

En ese sentido recalcó: “el propio presidente ha perdido su peso específico producto de un conjunto de decisiones que, a mi juicio, han sido poco afortunadas”.

/gap