Un grupo de diputados UDI, encabezados por Juan Antonio Coloma, presentaron este jueves una denuncia ante el Ministerio Público en contra de la ahora exministra de Desarrollo Social, Jeanette Vega por el presunto delito de encubrimiento.

Fue justamente esa jornada que la ministra dejó su cargo -la primera en salir de la administración de Gabriel Boric- luego de que se diera a conocer un llamado telefónico, realizado el 11 de mayo, por parte de una de sus asesoras con el líder y fundador de la CAM, Héctor Llaitul.

Según informó Ex-Ante la funcionaria Tania Santis se contactó con el comunero en nombre de la secretaria de Estado: “Ella (la ministra) me pidió (ver) la posibilidad de contactarlo y ver la posibilidad de poder tener una conversación en este momento con usted, por teléfono”. El diálogo entre ambas partes se dio el mismo día en que el sitio Werken Noticias publicó una entrevista a Llaitul en donde criticaba la idea del gobierno de Boric de avanzar en un “Estado Intermedio” en la Macrozona Sur y llamaba a “organizar la resistencia armada”.

Es así como en la denuncia ingresada en la Fiscalía Regional del Biobío, los diputados Coloma, Cristian Labbé, Cristian Moreira, Flor Weisse y Henry Leal acusan a la exministra de encubrir delitos de Llaitul.

“Venimos en interponer denuncia por encubrimiento de los delitos de robo de madera, usurpación y atentado a la autoridad, por los antecedentes de hecho y de derecho que a continuación se exponen”, indicaron pasando a exponer el diálogo telefónico y dichos anteriores de la ministra cuando aseguró que en Chile habían presos políticos.

Es así como, a juicio de los gremialistas, dichos antecedentes generarían “la razonable duda que la ministra de Desarrollo Social podría haber estado involucrada como encubridora de los delitos cometidos por el señor Llaitul, al haber estado en conocimiento de los hechos por los cuales fue finalmente formalizado el día 25 de agosto el señor Llaitul, y haber colaborado con él acogiendo o protegiéndolo en los términos que describe el artículo 17 del Código Penal relativo a los encubridores”.

“En el evento que la llamada telefónica se hubiese concretado, tal como fue la intención de la Ministra Vega, y que dicho contenido hubiese sido el rol público adquirido por el señor Llaitul, en virtud del cual se han cometido los delitos por los cuales se le acusa, es del todo razonable sostener que la Ministra efectivamente estaría dentro de la conducta señalada por el Código Penal como encubridora de esos delitos, en atención a las fechas del contacto, y del posible contenido de esa llamada”, agregaron en el escrito presentado ante el Ministerio Público.

Por lo anterior es que los UDI piden que se cite a declarara a Vega, pero también solicitan la misma diligencia para otros miembros del gabinete de Gabriel Boric.

“Para ahondar sobre el punto, y dado el rol que la señora Jeanette Vega Morales en cuanto Ministra de Estado del Gobierno del Presidente Boric y miembro del Comité Político de Su Excelencia, es del todo necesario que cómo medida investigativa se amplíe la citación a declarar para los Ministros Izkia Siches, Ministra de Interior y Seguridad Pública; Camila Vallejo Dowling, Ministra Secretaria General de Gobierno; Giorgio Jackson Drago, Ministro Secretario General de la Presidencia; Mario Marcel Cullell, Ministro de Hacienda; y Antonia Orellana Guarello, a fin de poder descartar otro tipo de comunicación con el señor Llaitul por parte del Gobierno de Chile y de las autoridades mencionadas que podrían caber dentro de la misma hipótesis de encubrimiento alegado en contra de la ex Ministra Vega”.

Reacciones

El diputado UDI, Juan Antonio Coloma, aseguró a La Tercera que “la renuncia de la ex ministra Vega no es suficiente y es fundamental que la Fiscalía investigue los eventuales nexos que este Gobierno pueda tener con los grupos terroristas que operan en nuestro país”.

“Aquí es indispensable saber qué pasó después de ese primer contacto por teléfono, si hubo alguna otra conversación con Héctor Llaitul o si incluso se reunieron con él en la Macrozona Sur. También es sumamente importante conocer si la ex ministra respondió a una orden de su jefatura y si, incluso, el Presidente Boric o parte de su comité político estaba al tanto de los intentos de conversar con el líder de la CAM”, agregó.

Y complementó con que “conociendo estos primeros antecedentes, cuesta creer que este haya sido el único acercamiento entre el Gobierno y Llaitul, lo que da cuenta que incluso los Estados de Excepción acotados pudieron haber sido negociados con el líder de la CAM. Por eso la renuncia de Jeanette Vega no es suficiente, y es indispensable que la Fiscalía incaute todas las pruebas que sean necesarias como para investigar la complicidad y la eventual relación entre el Ejecutivo y la CAM”.

Mientras que el diputado Cristian Labbé aseguró a este medio que “cuando este Gobierno, a través de toda su historia, ha tenido un discurso condescendiente con el terrorismo y la violencia como forma de acción política, es de toda lógica que hayan querido negociar de forma encubierta con Héctor Llaitul”.

“Por lo mismo, creemos que es urgente que el Ministerio Público ordene distintas diligencias enfocadas a los ministros que integran el comité político, para así determinar si detrás de esta operación política estuvo o no el Presidente Boric y su equipo más cercano”, cerró.

/psg