El líder del partido de izquierda radical Podemos, Pablo Iglesias, anunció este martes que dejará la política luego de la derrota sufrida en las elecciones regionales de Madrid, donde la derecha obtuvo una rotunda victoria.

Iglesias, quien ya había abandonado en marzo una de las vicepresidencias del ejecutivo del socialista Pedro Sánchez para competir en Madrid y tratar de impulsar a su partido, afirmó que “cuando uno deja de ser útil, tiene que saber retirarse”, por lo que deja “todos [sus] cargos” y la “política entendida como política de partido”.

Como ya hiciera en marzo, Iglesias apuntó como posible sucesora suya a Yolanda Díaz, ministra de Trabajo y actual vicepresidenta tercera del gobierno de España. El relevo deberá plantearse en un congreso del partido.

“Yo no voy a ser un tapón para una renovación de liderazgos que se tiene que producir en nuestra fuerza política”, declaró en ese sentido Iglesias.

El hasta ahora líder de la izquierda radical hizo un balance sin paliativos de la noche electoral, en la que la presidenta madrileña y candidata conservadora Isabel Díaz Ayuso se impuso muy holgadamente, cerca de la mayoría absoluta.

/gap