Un listado con 52 personeros y asesores del Gobierno que tendrían vínculos de parentesco o relaciones de amistad dentro del actual oficialismo, elaboraron desde la bancada de diputados de la UDI, salieron a refutar los dichos del Presidente Gabriel Boric, sobre este tema.

En entrevista con el matinal “Buenos Días a Todos” de TVN, el Mandatario aseguró ayer que “no hay nadie en el Gobierno que esté producto de un parentesco familiar o de amistad (…) no hay nadie que esté hoy dentro del Estado que no tenga las competencias y que esté por motivo de ser amigo de alguien. Además yo no tengo 600 amigos, no soy Roberto Carlos”.

De hecho, el Mandatario salió al paso a las especulaciones entorno al embajador de Chile en España, Javier Velasco, recalcando que “no está por ser mi amigo”, sino que por sus competencias profesionales. Personero que encabeza la lista del gremialismo bajo la clasificación de “amigo personal” del Mandatario.

Bajo esa misma premisa identificaron a su jefe de gabinete Matías Meza-Lopehandía, a la vez que mencionan que Carmen Morales, esposa de este último, se desempeña como profesional en la Subsecretaría de Redes Asistenciales.

Críticas de la UDI

Al respecto, el diputado de la UDI Cristián Labbé, indicó que el “Gobierno está rompiendo con todos los límites de la decencia en materia de contratación de familiares o amigos al interior de la administración del Estado. Uno puede entender que personas como la ministra Camila Vallejo asuma un cargo relevante dada la cercanía que mantiene con el Presidente Boric, pero de allí a que los hijos, hermanos, parejas o amistades de algún político -o incluso del propio Mandatario- sean designados sólo por dicha relación es absolutamente indecoroso e inconsecuente”.

Según Labbé, el Mandatario “ha preferido anteponer sus amistades personales por sobre los intereses generales de nuestro país”, poniendo como ejemplo, la decisión de mantener de Sebastián Depolo como embajador en Brasil, a la espera aún del agreement.

En la misma línea, el diputado Juan Manuel Fuenzalida (UDI), afirmó que “estas 52 designaciones por criterios de amistad o parentesco son sólo algunos ejemplos de lo que ha ocurrido durante este Gobierno, porque no tenemos ninguna duda de que los servicios o reparticiones de menor tamaño -sobre todo las de regiones- deben estar transformadas en una verdadera bolsa de empleo de los militantes de izquierda”.

Con ello, aludió a una denuncia pasada de la bancada respecto “al premio de consuelo que le entregaron a más de 80 personas que perdieron en alguna de las elecciones de 2021, y que en marzo de este año asumieron como seremis o como directores de servicios”, añadiendo que “si no empieza (el Presidente) a privilegiar los intereses generales por sobre los individuales, la ciudadanía seguirá castigando con mucha fuerza su gestión”.

Otros de los nombres que aparecen en la nómina de los diputados es Roberto Estay, secretario ejecutivo de Elige Vivir Sano, quien sería cuñado del ex diputado Miguel Crispi; también se menciona a Matías Grau, profesional de la Subsecretaría de Servicios Sociales y hermano del ministro Nicolás Grau y al primo del ministro, Luis Eduardo Santa Cruz Grau, quien es asesor de proyectos presidenciales.

Además, de otras personas que trabajaron en el pasado con el Mandatario o ministros o bien son parientes de otras autoridades del oficialismo.

/psg