El S&P 500 cerró con ganancias el miércoles tras alcanzar brevemente un récord intradiario en una sesión agitada, ya que los inversionistas contrastaron la preocupación por la inflación con los comentarios tranquilizadores del presidente de la Fed, Jerome Powell.

De los 11 índices sectoriales del S&P 500, los de servicios públicos y de productos de primera necesidad estuvieron entre los más fuertes, mientras que el de energía se hundió más de un 3 por ciento.

La política monetaria de Estados Unidos ofrecerá un “poderoso apoyo” a la economía “hasta que la recuperación sea completa”, dijo Powell en una audiencia en el Congreso, en la que describió un reciente salto en la inflación como temporal y se centró en la necesidad de un crecimiento continuo del empleo.

Los comentarios de Powell se conocen después de que se publicaron datos que mostraron que los precios de los productores estadounidenses aumentaron más de lo esperado en junio y que los de los consumidores estadounidenses anotaron la mayor subida en 13 años.

En las últimas semanas, los inversionistas se han centrado en la inflación, y muchos temen un posible cambio de postura de la Reserva Federal, así como un repunte de las infecciones por coronavirus que pueda hacer caer la renta variable estadounidense desde máximos históricos.

Tras el inicio de la temporada de resultados del segundo trimestre esta semana, los analistas esperan un crecimiento del 66% de las ganancias por acción de las empresas del S&P 500, según datos de IBES de Refinitiv.

El S&P 500 ha subido cerca de un 16% en lo que va de año, lo que ha llevado a muchos inversores a preocuparse por la posibilidad de que el repunte bursátil se quede sin energía, y esperan que las ganancias proporcionen más combustible.

“Todo el mundo sabe que los beneficios van a ser muy fuertes. La cuestión es cómo reacciona el mercado a estos resultados y cuáles son las perspectivas. Eso es lo más importante”, dijo Tim Ghriskey, estratega jefe de inversiones de Inverness Counsel.

El Promedio Industrial Dow Jones subió 44.44 puntos, o un 0.13%, a 34,933.23 unidades, mientras que el S&P 500 avanzó 5.09 puntos, o un 0.12%, a 4,374.3 unidades. El Nasdaq perdió 32.70 puntos, o un 0.22%, a 14,644.952 unidades.

Apple Inc. alcanzó un máximo histórico después de que Bloomberg informó de que la empresa quiere que los proveedores aumenten la producción de su próximo iPhone en aproximadamente un 20 por ciento.

Microsoft también subió a un récord después de anunciar que ofrecerá su sistema operativo Windows como un servicio basado en la nube, con el objetivo de facilitar el acceso a las aplicaciones empresariales que necesitan Windows desde una gama más amplia de dispositivos.

Microsoft y Apple apoyaron al S&P 500 más que ningún otro valor.

/psg