Una de las principales interrogantes era la cantidad de personas que iría a sufragar bajo la nueva legislación que hacía obligatorio el voto. De hecho, entre los analistas indicaban que el número total de participantes podía inclinar la balanza hacia una u otra opción.

Pero ni los más optimistas respecto a la participación anticiparon la jornada de este domingo: más de 13 millones de personas concurrieron a las urnas a marcar su preferencia, con más del 85% del total del padrón. Esta es por lejos la mayor participación en número de personas desde el regreso de la democracia.

Además, el porcentaje es el más alto desde la elecicón presidencial de 1989, elección en la cual el 94% del padrón acudió a votar. Sin embargo, en ese entonces la inscripción en el padrón no era automática, por lo que no consideraba a todas las personas en edad de votar.

Los analistas estimaban los días previos que se llegaría a cerca de 70% del padrón, por lo que los números de este domingo sobrepasaron todas las expectativas.

/gap