Un grupo de 16 senadores demócratas y republicanos pidieron este martes al secretario de Defensa estadounidense, Lloyd Austin, explicaciones sobre el supuesto rechazo del país a enviar drones de combate de tipo MQ-1C Gray Eagle a Ucrania.

La prensa estadounidense ha publicado este mes que Washington se niega a mandar a Kiev esos drones de combate para evitar una escalada de la tensión con Rusia y ha apuntado también que estudia cómo rebajar su potencia en caso de hacerlo.

Los senadores subrayan que aunque los avances de los ucranianos en el campo de batalla son esperanzadores, la voluntad de Rusia de conquistar Ucrania sigue “intacta” y la entrega de armamento “letal” para estabilizar la defensa ucraniana se mantiene “urgente”.

Según recuerdan, el ministro de Defensa de Ucrania, Oleksii Reznikov, y la embajadora ucraniana en Estados Unidos, Oksana Markarova, han solicitado repetidas veces la entrega de MQ-1C Gray Eagle, que en opinión de los senadores se complementan bien tanto con los drones turcos TB-2 como con los sistemas de lanzacohetes HIMARS.

Una victoria rusa en Ucrania, advirtieron, “dañaría de forma significativa la seguridad y prosperidad estadounidense”.

/gap