Abogados de Nike presentaron este lunes, en un tribunal federal de EE.UU., una demanda por infracción de marca registrada contra la empresa MSCHF, con sede en Brooklyn, luego de que esa firma –en colaboración con el rapero Lil Nas X– lanzara unos controversiales “zapatos de Satán” que supuestamente contienen sangre humana.

El cantante, cuyo nombre real es Montero Lamar Hill, utilizó zapatos Nike Air Max 97 para la fabricación de su peculiar diseño. Sin embargo, la famosa marca deportiva ha negado cualquier vínculo con ese proyecto y señala que el polémico producto está creando confusión entre sus clientes y afecta su imagen.

Los zapatos fueron puestos a la venta como una edición limitada de solo 666 pares, a un precio de 1.018 dólares el par, con una referencia al pasaje bíblico de Lucas 10:18, que dice: “Vi a Satanás caer como un rayo del cielo”. Cada zapato cuenta con un pentagrama de bronce, una cruz invertida y, aseguran sus promotores, una gota de sangre humana real.

Nike acusa a los creadores de los “zapatos de Satán” de infracción de marcas comerciales, denominación de origen falsa y competencia desleal, por lo que ha solicitado que se prohíba a MSCHF fabricar, transportar, publicitar, o vender cualquier producto “sustancialmente indistinguible” de sus logotipos.

En un documento de 24 páginas, Nike alega que ha tenido que enfrentar invitaciones al boicot de su marca, “basadas en la creencia errónea de que ha autorizado o aprobado ese producto”, que incluyen comentarios negativos en redes sociales de usuarios que aseguran que “no quieren volver a comprar nunca ningún producto de Nike en el futuro”.

/psg