Tras las primarias que realizó Apruebo Dignidad y Chile Vamos donde triunfó Gabriel Boric (CS) y Sebastián Sichel (IND), la candidata presidencial del Partido Socialista (PS), Paula Narváez, reapareció ante la opinión pública para ratificar sus intensiones de llegar a La Moneda y pedir un “mecanismo democrático” para elegir a la carta final de Unidad Constituyente.

Según declaró Narváez, “como el día primero de estar en la carrera por la presidencia, mantendré consistentemente la voluntad de ponerme a disposición de los procesos que define la ciudadanía”.

“No hay espacios para acuerdos en cuatro paredes, Chile cambió y hay que asumirlo. Necesitamos entender la dimensión que tiene el cambio a partir del estallido social, un cambio social que tiene que ver con lo que ha pasado en los últimos procesos. La ciudadanía está cuestionando la forma tradicional de entender la política, que burocratiza sus procesos y calcula con excesivo pragmatismo sus decisiones”, añadió.

La candidata Narváez también explicó que en Unidad Constituyente -donde se agrupa el PS, PR, DC, PPD y otras fuerzas cercanas a la ex Concertación- aún “estamos en una indefinición para llegar con candidatura única”, por lo que “la política de este sector se desperfila y no voy a permitirlo”.

Por ello, la militante socialista ungida por Michelle Bachelet y luego ratificada por la directiva de la tienda, declaró que “estamos firmes y seguiremos adelante en este proyecto”, pero agregó que “con responsabilidad, que parte con que el sector del progresismo y centroizquierda esté en la papeleta de noviembre con una persona que lo represente”.

“Estoy dispuesta a competir porque es lo que se hace en democracia y lo que requiere el país. Es un tema que depende y es de responsabilidad de los partidos políticos”, continuo Narváez, haciendo referencia a la posible candidatura presidencial de la presidenta del Senado, Yasna Provoste (DC), quien aún no adopta una decisión respecto a si se sumará o no a la carrera por La Moneda.

/psg