El Banco Central sorprendió ayer al mercado al elevar la tasa de interés en 125 puntos base, hasta un 2,75%, en una decisión que fue tomada de manera unánime.

El consejo de la entidad que preside Mario Marcel señaló el miércoles por la tarde que “la evolución del escenario macroeconómico ha aumentado los riesgos para la convergencia de la inflación a la meta de 3% dentro del horizonte de políticas” y agregó que “si bien la inflación subyacente ha evolucionado dentro de lo previsto, las perspectivas para los próximos meses se han ido elevando, en un contexto en que las expectativas de inflación a dos años plazo se ubican por sobre la meta de 3%”.

En lo que queda del año, el Banco Central sostendrá una reunión más de política monetaria, la que se efectuará en diciembre. Sobre nuevas alzas de tasas hacia adelante, el mercado considera que será clave si se aprueba o no el proyecto del cuarto retiro de los fondos previsionales.

Desde Santander comentaron que “este agresivo movimiento de la tasa le otorga grados de libertad al Banco Central para calibrar el ritmo de normalización monetaria en las siguientes reuniones. De aprobarse un cuarto retiro de fondos de pensiones, podría haber nuevas alzas agresivas de la tasa, que la sitúen sobre su nivel neutral ya a comienzos del próximo año, antes de lo contemplado en el último IPoM”.

“Por el contrario, en caso de que el nuevo retiro no prospere en el Senado, el Consejo contaría con espacio para reducir la velocidad de alzas y evaluar la trayectoria de la inflación en el horizonte de política”, sostuvo el banco.

Bci Estudios comentó que “la compleja coyuntura obligó al Banco Central a acelerar el proceso de normalización monetaria y prevemos que ubicaría la TPM en su nivel neutral (3,5%) en la próxima reunión de diciembre”.

“Con todo, se anticipa una alta volatilidad en los mercados financieros locales e incrementos en tasas de interés domésticas de corto plazo tras el mensaje del Banco Central que entrega una visión compleja y desafiante sobre la economía chilena, y en la cual sería necesario seguir elevando marcadamente la tasa de política monetaria en lo próximo”, agregó la entidad.

Samuel Carrasco, economista senior de Credicorp Capital, sostuvo que “si se aprueba un cuarto retiro de AFPs, el BC no esperaría hasta la reunión de diciembre, sino que convocaría a una reunión especial para aumentar la tasa de interés antes del IPoM de diciembre”.

En esa línea, dijo que “bajo este escenario, veríamos la tasa de política decididamente en terreno contractivo alcanzando un nivel de 4,5%. Posteriormente, los nuevos movimientos estarán condicionados a la evolución de los mercados financieros, las perspectivas de inflación, la postura fiscal del nuevo gobierno y la incertidumbre política”.

Con todo, el economista expresó que “valoramos positivamente el fuerte compromiso del BC de anclar las expectativas de inflación. Nuestro escenario base actual asume que la tasa de política se ubicará en 3,5% -3.75% a diciembre de este año, condicional a cambios en las expectativas de inflación a 2 años. Dicho esto, si se aprueba una nueva ronda de retiros de AFPs, proyectamos un nivel de 4,5% incluso antes de diciembre”.

/psg