Dos buses que se encontraban estacionados en las afueras de un domicilio, pertenecientes a la empresa de transportes Leiva y que presta servicios para el Proyecto MAPA fueron atacados en un nuevo hecho de violencia en la comuna de Cañete, en la Región del Biobío.

En el lugar, en plena zona urbana, dejaron panfletos en contra de la iniciativa de Modernización y Ampliación de la Planta Arauco. Los lienzos además hacían referencia a la negativa de la justicia al traslado del exintegrante de la Coordinadora Arauco Malleco (CAM) Emilio Berkhoff al Centro de Detención Preventiva de Lebu desde el Centro de Cumplimiento Penitenciario de Biobío, lo que fue solicitado por su defensa aludiendo una supuesta pertenencia del sujeto al pueblo mapuche.

Igualmente, en los panfletos se aboga por la libertad de Luis Tranamil, el presunto responsable de la muerte del cabo de Carabineros, Eugenio Nain, asesinado el 30 de octubre de 2020 en una barricada en la Ruta 5 Sur, en el marco de un operativo en Padre Las Casas. Según fuentes policiales Tranamil está vinculado a uno de los grupos violentos más radicales de la zona, Weichan Auka Mapu (WAM). En los panfletos hallados tras la quema de los buses está dibujado el símbolo de ese grupo.

El comandante del Cuerpo de Bomberos de Cañete, Marcelo Sandoval, explicó que los buses atacados trasladan al personal de la celulosa.

Las llamas destruyeron completamente una de las máquinas.

El comandante Sandoval precisó que el segundo bus no resultó destruido pese al incendio provocado.

“Con ayuda de extintores lo lograron apagar”, comentó.

Los hechos tuvieron lugar cerca de las 2.00 horas. Desconocidos que facturaron los ventanales y lanzaron antorchas al interior de las máquinas.

Los sujetos tras el hecho violento se dieron a la fuga disparando y dejaron un lienzo con la temática mapuche.

Los vecinos al ser alertados por el fuego, por sus propios medio trataron de apagar las llamas a la espera de la llegada de los voluntarios de Bomberos.

A la emergencia, concurrieron las unidades de Bomberos de Cañete, que controlaron el siniestro, evitando que las llamas alcanzaran las viviendas aledañas.

El fiscal de turno ordenó que equipos especializados de Carabineros concurran al sitio del atentado y desarrollen las pericias propias de su especialidad para ubicar a los responsables.

/psg