A medida que ha ido evolucionando la pandemia por covid-19, también se han ido descubriendo nuevas variantes, que están suscitando un interés para la salud pública. Chile no ha sido la excepción, pues en medio de la crítica situación que atraviesa el país, ya se han detectado contagios por estas mutaciones.

Por eso, desde el Ministerio de Salud, han anunciado que el trabajo de secuenciación genómica que realiza el ISP, estará apoyado por diversas universidades -tarea coordinada por el ministerio de Ciencias- con el objetivo de aumentar el número de secuenciaciones semanales, pasando de 170 a más de 500.

Según el último informe sobre variantes, publicado por el Minsal y con datos hasta el 26 de marzo de este año, si bien han tenido mayor presencia la británica y la brasileña, también se han reportado casos para otras 4 variantes: P.2 (Rio de Janeiro, Brasil); B.1.427/429 (California, Estados Unidos); B.1.525 (Nigeria); y, B.1.526 (Nueva York).

A la fecha, el ISP no ha reportado la variante Sudafricana en territorio nacional.

Variante británica (B117)

El 14 de diciembre del año pasado, el Reino Unido hizo la primera notificación sobre la detección de esta variante.

En Chile al 26 de marzo se han identificado 64 casos de la variante B.1.1.7. De ellos, 37 corresponden a viajeros (58%), 18 a casos comunitarios y 9 a casos secundarios. Los primeros 2 casos comunitarios fueron identificados en enero; 7 en febrero; y, 9 en lo que va de marzo.

Un 84% corresponden a casos de nacionalidad chilena. El 59% son mujeres y el 55% de los casos corresponden a adultos, entre 20 y 39 años. El 55% de los casos son asintomáticos; seis requirieron hospitalización (9%), y cinco internados en unidades básicas para tratamiento y aislamiento.

Se reportó una persona de 39 años, de la RM y sin antecedentes mórbidos conocidos, que ingresó en unidad de paciente crítico y falleció a causa de una falla multiorgánica, shock séptico severo y neumonía grave por SARS-CoV2.

Los casos de variante B.1.1.7 se distribuyen entre las regiones de Atacama, Coquimbo, Valparaíso, Metropolitana de Santiago, O’Higgins, Maule, Ñuble, Los Ríos y Los Lagos.

Variante brasileña (P1)

El 9 de enero de 2021, Japón notificó a la OMS sobre esta nueva variante P1, detectada en cuatro viajeros procedentes de Brasil. Fue identificada en Manaos, en el Estado de Amazonas, en diciembre de 2020.

Al 26 de marzo, se han reportado 45 casos de la variante P.1 en Chile, de ellos, 34 corresponden a viajeros (76%), 8 a casos comunitarios y 3 a casos secundarios. El 91% de los casos son de nacionalidad chilena. El 53% corresponden a mujeres, el 73% de los casos corresponden a adultos entre 20 y 39 años.

El 71% presentó síntomas, mientras 4 casos requirieron hospitalización y uno de ellos fue internado en unidad de paciente crítico. A la fecha, se registra un fallecido en un caso comunitario -un hombre de 78 años, residente de la región del Maule-, debido a una insuficiencia respiratoria asociada a neumonía viral por SARS-CoV-2.

Los casos de variante P.1 se distribuyen entre las regiones de Antofagasta, Coquimbo, Valparaíso, Metropolitana de Santiago, Maule, Biobío y Los Lagos. El informe además consigna que “el día 25 de marzo se informaron 6 casos indeterminados desde la pesquisa de variante SARS-CoV-2 de la Red UC Christus, los cuales poseen las mutaciones concordantes con la variante de Brasil (P1)”, de ellos, 4 fueron sintomáticos y no se han reportado fallecidos. Todos son de nacionalidad chilena.

Otras variantes detectadas

Son otras 4 las variantes que se han detectado en el territorio nacional, según indica el informe:

Respecto a la variante P.2 (Rio de Janeiro, Brasil), desde el 18 de enero de 2021 se han informado 27 casos.

En cuanto a la variante B.1.427/429 (California, Estados Unidos), se informó de su presencia el pasado 3 de marzo. A la fecha se han reportado 5 casos, 2 de ellos viajeros ingresados a través del aeropuerto Arturo Merino Benítez y 3 comunitarios identificados por vigilancia regional. Todos los casos son de nacionalidad chilena, 3 residentes de la región Metropolitana, uno de la región de O’Higgins y uno de la región del Maule. Con respecto al país de importación, ambos viajeros provinieron de Estados Unidos (Tabla 3). Además, 3 de los casos son mujeres y el rango de edad se encuentra entre los 23 y 60 años. Todos los casos han sido sintomáticos, sin hospitalizados ni fallecidos.

En cuanto a la variante B.1.525 (Nigeria), se reportó su presencia el 9 de marzo. A la fecha se han registrado 2 casos correspondientes a viajeros chileno y colombiano, de 23 y 26 años, ingresados por el aeropuerto Arturo Merino Benítez, proveniente de Brasil y Colombia. Ambos casos sintomáticos y quedaron aislados en domicilio. Uno de ellos reside en la Región Metropolitana y el otro en la Región del Bíobío.

Por último, el 22 de marzo se informa la variante B.1.526 (Nueva York), detectado a través de la vigilancia regional. La persona es de la región de Antofagasta y se encuentra asintomática.

/psg