Durante la tarde de este martes, Carabineros encontró una nueva evidencia en el caso de Tomás Bravo, niño de tres años que fue hallado fallecido tras permanecer más de una semana desaparecido.

Se trata de la segunda zapatilla que el menor habría usado al momento de desaparecer, la cual fue encontrada en el trayecto que une el punto en que se perdió el rastro del menor y el lugar en el que fue hallado.

Una pista que será periciada en medio de la investigación que llevan a cabo las policías y el Ministerio Público.

SML aún no entrega el cuerpo

Mientras tanto la familia de Tomás exige agilizar las diligencias tanto de la Fiscalía como del Servicio Médico Legal (SML), entidades que aún se encuentran investigando las causas de muerte del niño.

La Fiscalía Regional del Biobío postergó la entrega del cuerpo del menor a la familia de forma indefinida, lo que derivó en que su madre saliera este martes a pedir respuestas concretas a las autoridades.

“Cómo va haber un crimen tan perfecto, cómo no saben cómo murió mi hijo. La verdad, eso a mí como mamá me duele y me desespera saber qué le pasó realmente a mi hijo”, sostuvo Estefanía Gutiérrez, madre del menor, cuestionando: “¿Cuánto tiempo tenemos que esperar para velar a mi hijo en paz?”.

El informe de autopsia del Servicio Médico Legal no fue concluyente sobre la participación de terceras personas en la muerte de Tomás, ni tampoco arrojó una causa clara del deceso, por eso las investigaciones estarán apoyadas con análisis de peritos extranjeros.

Buscarían reunirse con Piñera

La familia del niño espera que las diligencias arrojen resultados lo más pronto posible, mientras que no descartan viajar a Santiago pues estarían planificando llegar a La Moneda y pedir reunirse con el Presidente Sebastián Piñera.

“El SML debería hacer mejor su trabajo, nos cuesta mucho creer que de tanta investigación y tanto peritaje no hay respuestas, no hay nada determinado, nada concreto”, manifestó Elisa Martínez, abuela materna del menor.

“Si nosotros tenemos que ir al SML con toda la gente que nos quiera acompañar a protestar y a pedir respuesta, lo vamos a hacer”, agregó.

En tanto, la madre de Tomás añadió que: “La paciencia se agota, porque estamos hablando de mi hijo, un niño que fue asesinado cruelmente y que aún no hay respuestas”.

La familia convocó una marcha que se realizará este miércoles a las 18:00 horas en la plaza de Arauco y que esperan se replique a nivel nacional.

/gap