Del “volver o no volver a clases” se avanzó al “cómo y cuándo” volver, un paso relevante, pero que aún no permite despejar todas las incógnitas. El hecho es que este lunes, si inicia oficialmente el año escolar, ya sea en forma presencial, con sistemas de turnos, o por vía remota. Y como señala una nota de Carlos Said y Camila Aravena, “al menos un 48% definió que sus alumnos asistan en forma alternada”. Un paso importante pero insuficiente.

Y en ese debate, María Paz Arzola apunta contra el Colegio de Profesores y su reticencia a retomar las clases en aula en marzo. “Los estudios internacionales indican que las clases presenciales son seguras cuando la transmisión comunitaria del virus está más o menos controlada y cumpliendo los protocolos que en el caso de nuestro país ya han sido planificados por la totalidad de los colegios. (…) Frente a ello y al daño que el cierre está ocasionando en el desarrollo de los niños, cuesta comprender la intransigencia del gremio docente”, escribe.

Una discusión, la de la educación, a la que el director de Horizontal, Sebastián Izquierdo, agregó otro elemento esta semana, que va mucho más allá de la contingencia sanitaria: la implementación de la Nueva Educación Pública, esa que contempla desmunicipalizar el sistema y traspasarlo a los Servicios Locales de Educación. “Está claro que no es fácil … hacerse parte de una reforma que, con buenas razones, no se compartía en un inicio”, escribe, pero esto según él “no es motivo suficiente” para no avanzar en un proceso que confía puede generar un cambio real en el sistema.

Y volviendo al tema de las clases presenciales, Paula Escobar agrega otro punto, el efecto sobre la brecha educacional. No volver a clases presenciales lo que hará será aumentar las distancias entre los alumnos de grupos altos y medios con los grupos bajos. “El homeschooling obligado del Covid es muy segregador, y la ampliación de la desigualdad puede demorar décadas en revertirse”, escribe. Si no hay un retorno claro y con plazos, apunta, “las brechas sociales se agrandarán”, porque los colegios particulares si retornarán a clases presenciales o híbridas.

En este punto es interesante revisar también una entrevista hecha por la misma Paula Escobar a Stephen Fraser, experto australiano y director de la ONG Education Endwoment Foundation sobre el dramático efecto que la pandemia puede tener en la inequidad. “La escuela puede ser uno de los grandes niveladores de la sociedad. Los niños, cuando están en el colegio, pueden tener acceso a los mismos recursos en la sala de clase…. Si sacas al colegio de la ecuación, de pronto te enfrentas a toda la inequidad social que existe dentro de los hogares”, advierte.

/gap