Este domingo se definirá si el país se embarca en la Constitución elaborada por la Convención, o si prefiere rechazar esa opción y comenzar un nuevo proceso constituyente.

Días claves en los que cada paso en falso le puede costar caro a cada opción. Es el caso de lo ocurrido el sábado en el cierre de campaña del Apruebo en Valparaíso, que incluyó un grotesco espectáculo.

Todo esto, mientras las encuestas reflejan el desempeño del Gobierno, donde según Cadem, un 56% desaprueba la gestión del Presidente Boric.

En un nuevo «Especial Mirada Líbero» el escritor, historiador, profesor-investigador de la UDD y exministro Mauricio Rojas compartió su mirada de cara al plebiscito, y conversó sobre los últimos acontecimientos que han marcado al país.

«Estoy convencido de una victoria contundente del Rechazo«

«Veo este proceso con una mezcla de esperanza y de preocupación», señaló Mauricio Rojas. Y agregó: «Esperanza porque estoy convencido de que este domingo se va a dar una victoria contundente del Rechazo, motivada por los despropósitos y el extremismo de quienes redactaron este texto. Y también esperanza por el surgimiento de los Amarillos, que representan una tendencia que podría constituirse en una socialdemocracia moderna».

«Espero que los Amarillos se constituyan en una propuesta de larga mirada, lo que le haría muy bien a Chile y sería el hecho político más importante que saldría de este proceso», puntualizó.

Por otro lado, dijo que su preocupación se debía a que «veo que Chile va rápidamente hacia dos crisis que se combinan y se refuerzan mutuamente. Una crisis económica motivada políticamente, por la incertidumbre que paraliza la inversión, y con un proceso inflacionario que va a perjudicar el nivel de vida de los chilenos».

«La izquierda dura no va a aceptar la derrota. Será un retorno al camino insurreccional de 2019»

«Pero, más grave todavía -subrayó- es la crisis de violencia, del Estado de Derecho. Porque la izquierda dura no va a aceptar la derrota de este domingo, va a cuestionarla, buscará un montón de pretextos para decir que esto atenta contra el pueblo, en fin. Va a ser un retorno al camino insurreccional de 2019, combinado con la violencia de la Macrozona sur».

Aseguró: «A Chile se le vienen varios años muy duros por delante».

«Si llegara a ganar el Apruebo, ahí el destino de Chile simplemente es negro»

El historiador señaló que «si llegara a ganar el Apruebo, ahí el destino de Chile simplemente es negro, porque nos enrielamos en un proceso político que nos va a llevar situaciones parecidas a otros países latinoamericanos, como Venezuela».

Respecto la administración del Presidente Boric, Rojas afirmó: «Este Gobierno ha demostrado que tiene una incapacidad notable para gobernar el país, por lo tanto veo muy difícil que este Gobierno pueda remontar cualquiera de estas dos crisis».

Y que «el Presidente tuvo la mala idea de jugarse su futuro político en este plebiscito, y todos sus ministros han estado haciendo campaña, son parte del Apruebo, y van a ser derrotados profundamente (…). Indudablemente vamos a tener a un Gobierno profundamente derrotado en lo político, y con una contradicción a nivel de sus propias bases de apoyo».

«El Presidente va a tener que elegir si trata de controlar la violencia, o si se deja llevar por la ola de guerrilla»

El exministro profundizó su mirada sobre la violencia. «Tenemos sectores del Partido Comunista y extremistas que no van a renunciar a la vía insurreccional revolucionaria, a crear una situación de inestabilidad y violencia. Y después tenemos a otros sectores que no comparten esta estrategia. El Presidente va a tener que elegir: defiende la institucionalidad y trata de controlar la violencia, o si se va a dejar llevar por esta ola de guerrilla».

Sobre el camino constitucional después del plebiscito, sostuvo: «Creo que va a haber una nueva Convención y un nuevo proceso, en el cual deben cambiar las formas de elección y deben corregirse los problemas de representatividad. La mayoría de esa Convención no va a ser extremista ni va a tener ningún parecido con la que nos entregó este texto delirante».

Rojas sobe Boric: «El Presidente debe romper con el Partido Comunista para encabezar una reconciliación»

Pero Rojas advirtió que «la izquierda radical militante no va a aceptar esto, van a lanzar la violencia como una forma de cuestionar todo proceso». Subrayó: «Ojalá que este Presidente esté a la altura y se juegue por el país. No lo veo muy posible, pero el Presidente debe entender que está poniendo en juego al país si permite que la violencia se siga generalizando».

Y señaló sobre el escenario post plebiscito y el Presidente: «Tendría que separarse de sus bases más radicales y romper con el Partido Comunista para que pudiera encabezar una opción de racionalidad, reconciliación y encuentro».

Su candidatura al Parlamento sueco

Respecto a su actual candidatura al Parlamento sueco por el Partido Liberal, luego de haber sido miembro de esta instancia durante el año 2002 al 2008, el historiador afirmó que «para sorpresa mía, después de muchos años de estar ausente, descubrí que mi nombre y mis ideas no estaban olvidadas y me ofrecieron ser cabeza de lista de la circunscripción donde soy candidato, por lo tanto, con una alta opción de entrar al Parlamento«.

Además, dijo que descubrió que los problemas a los que había apuntado a comienzos del año 2000 «se habían empeorado tremendamente:, problemas de segregación, de separatismo, con micro mundos en contra de la sociedad sueca, que quieren crear órdenes paralelos, lo que ha llevado a Suecia a una crisis de violencia, con un nivel récord de balaceras y muertos por balaceras».

Ante la pregunta sobre por qué no hacer carrera política en Chile, dijo: «Yo tengo dos países a los que quiero profundamente. Y mi aporte en Suecia puede ser un aporte en Chile. Ambas cosas se pueden conjugar muy bien».

Proyecto de la Convención: «Es una propuesta de destrucción de Chile»

También opinó que el texto de la Convención para una nueva Carta Magna «es una propuesta de destrucción de Chile. Una absoluta disrupción de todos los mecanismos unitarios del país, desde el aspecto simbólico moral, la bandera, el himno, hasta el poder político, creando una disgregación a través de la plurinacionalidad y el regionalismo que va a conducir a micro poderes enfrentados, que es lo más destructivo que le puede pasar a un Estado».

«El separatismo es la destrucción de los Estados nacionales, de los órdenes jurídicos unitarios, de la igualdad ante la ley y la creación de micro órdenes. Lo que estamos viendo en Suecia es, justamente, a mini mundos, controlados por mafias y clanes, donde impera una cultura con mucha opresión a la mujer (…). Hoy no existe la igualdad ante la ley en Suecia, de hecho en muchos barrios las personas son juzgadas por autoridades paralelas», sostuvo.

En este contexto se refirió a la detención del líder de la CAM, Héctor Llaitul. Señaló: «Llaitul es el líder de un movimiento independentista, rechaza cualquier tipo de unidad con el Estado chileno, incluso el orden plurinacional, que pueda mantener unido al pueblo mapuche con el resto de Chile». Y reiteró: «Cuando el Estado unitario se debilita y la violencia crece, los que ganan son los grupos mafiosos, los narcotraficantes, que ya dominan cientos de barrios en Chile».

«Lo que pasó con la bandera ha sido grotesco, pero no es un hecho aislado«

En relación al cierre de campaña del Apruebo en Valparaíso, con un ultraje a la bandera chilena, Rojas explicó que «la vejación de la estatua de Baquedano, la destrucción de los símbolos patrios ha sido constante. Lo que pasó ahora ha sido grotesco en todo sentido, pero no es un hecho aislado. Cuando das rienda suelta a los extremismos, que es lo que hizo la Convención y lo que hace el proceso que parte en octubre de 2019, surgen estas expresiones que se creen legitimadas, porque han sido justificadas».

Y planteó que igual o más grave que lo de Valparaíso «fue la bandera en el acto de Talca, acto multitudinario donde no aparece la bandera chilena, sino una con una estrella con ocho puntas, es decir, se hace una nueva bandera» (…) esta es la guinda de la torta, que vino a hundir parte de la campaña del Apruebo, porque levanta la antichilenidad».

«Decir que cualquier expropiación va a ser recompensada con el precio justo, eso es trampa»

Mauricio Rojas se refirió, también al libro “Un decálogo para que Chile vuelva a progresar: Lecciones internacionales sobre el Estado y el desarrollo”, que es la próxima publicación que Rojas lanzará, junto a Hernán Cheyre este año, con Ediciones El Líbero.

«Muestra la ignorancia, el despropósito de aquellos que creen que están planteando algún tipo de modelo nórdico. El Estado tiene un rol importante, sin embargo, cuando el Estado entra a transgredir las taras propias de la sociedad civil, como el emprendimiento o la creación de una economía social de mercado, el Estado destruye las bases del progreso», sostuvo.

Agregó, sobre el texto constitucional que se vota el domingo que «esto de hablar del derecho de propiedad, y decir que cualquier expropiación va a ser recompensada con el precio justo, es trampa. Y la experiencia de los países nórdicos es al contrario. En Suecia, cuando se expropia algo, se paga el 125% del valor comercial, más del valor comercial, porque se considera que el derecho de propiedad es esencial para el desarrollo».

Por Magdalena Olea para El Líbero

/psg