Lo afirma la Universidad de Harvard. Los platos de cuchara a base de legumbres son una de las opciones más saludables que se pueden tomar a diario. Eso sí, cuidado con pasarse con las grasas. Por lo tanto, las lentejas, las alubias, los garbanzos o las judías son productos que nunca deben faltar en cualquier despensa que se precie.

La instructora clínica Monique Tello y Rano Polak, investigador de la Facultad de Medicina de Harvard, han asegurado en un artículo escrito mano a mano que las legumbres “son increíblemente nutritivas, ricas en proteínas y fibra, bajas en grasas y en carga glucémica”, y añadieron que “una dieta rica en legumbres está relacionada con un menor riesgo de desarrollar obesidad, diabetes, presión arterial alta, colesterol alto, enfermedades cardiacas o accidentes cerebrovasculares”.

Estudios que lo evidencian

Citaron para ello un primer estudio que contó con un espectro de más de 100 personas con diabetes de tipo dos que comieron a diario una taza de legumbres durante tres meses y vieron como su peso corporal, el grosor de su cintura, los niveles de azúcar en sangre, colesterol y presión arterial se redujeron de forma significativa. “Todas estas mejoras son impresionantes y estamos hablando de judías, no de medicamentos con efectos secundarios”, según aseguraron.

Una segunda investigación abarcó a más de 550 participantes con una amplia variedad de problemas médicos a los que se les proporcionó una taza diaria durante diez semanas y se constató una reducción en la presión arterial de 2,25 puntos de media. En el tercer y último análisis, que contó con más de 250 personas que tomaron legumbres todos los días durante tres semanas, se obtuvo una disminución de 8 puntos en el colesterol LDL, conocido como el colesterol malo.

Los beneficios de las legumbres se deben a su alto contenido en fibra soluble viscosa, que retarda la absorción en el intestino delgado y fija ciertas moléculas relacionadas con el colesterol. Estos son los motivos por los que tienen un índice y una carga glucémica muy bajos, lo que se traduce en niveles más bajos de azúcar en sangre y menos insulina liberada después de comerlas.

| Las legumbres “son nutritivas, ricas en proteínas y fibra, bajas en grasas y en carga glucémica”

Asimismo, otra de sus múltiples propiedades es el alto porcentaje de proteínas de gran calidad, la aportación de minerales como el potasio y el magnesio, y vitaminas como la tiamina o vitamina B1, niacina o B3, B6 y folatos. Además, presentan gran variedad de compuestos fenólicos, como taninos condensados o los fitoestrógenos, y tienen muy pocas grasas.

/psg