Otro fallecido en medio de la violencia que se vive en La Araucanía se registró el 9 de julio de 2021, cerca de las 17.30. Ocurrió a raíz de un atentado en la Forestal Mininco, en Carahue. En un principio se sospechaba que la víctima fatal podía ser Ernesto Llaitul Pezoa (26), el hijo de Héctor Llaitul, líder de la Coordinadora Arauco Malleco (CAM), lo que incluso trascendió en videos grabados por dirigentes de Temucuicui. Finalmente, eso se descartó: las huellas dactilares tomadas por la PDI confirmaron que el muerto era Pablo Marchant Gutiérrez (29), también integrante de la CAM, lo que fue también constatado presencialmente por el líder de la agrupación, Héctor Llaitul, en el sitio del suceso durante esa misma madrugada.

Todo comenzó cuando un grupo de encapuchados llegó con armas hasta el fundo Santa Ana Tres Palos, en el sector Coi Coi, ubicado a la altura del kilómetro 41 de la Ruta S-138. Se trata de un predio donde la Forestal Mininco desarrolla actividades forestales y que se encuentra con medidas de protección policial.

Según la querella del Ministerio del Interior, un trabajador avisó a los carabineros que estaban protegiendo el fundo que habían entrado unos encapuchados que incendiaron un minibús. Así, los uniformados llegaron al lugar y alcanzaron a ver que tenían retenido a uno de los trabajadores. “Los encapuchados, al advertir la presencia policial, comienzan a disparar en contra de los funcionarios de Carabineros, quienes repelen dicho ataque”, dice el documento.

Detalla que luego los carabineros se trasladaron a un contenedor donde estaban los trabajadores de la faena. Uno de ellos, Ceferino González Marabolí, tenía una herida abdominal por impacto balístico. En medio de esta situación, continuaron los disparos.

Además, dice el texto legal, después llegaron al lugar otros dos carabineros. Estos vieron mucho humo, se bajaron del vehículo y alcanzaron a ver a tres personas que empezaron a dispararles. Por esta razón, señala la querella, los uniformados decidieron sacar sus armas y repeler el ataque. “Mientras se efectuaba el intercambio de disparos, desde unos matorrales ubicados al lado izquierdo del camino aparece un sujeto con su rostro semicubierto, que portaba un arma larga y apunta al personal policial. Ante el riesgo inminente, un funcionario policial dispara en contra de este sujeto, alcanzándolo”, señala Interior.

Ceferino González actualmente se encuentra recibiendo donantes de sangre y los médicos no han podido sacarle la bala del cuerpo.

La fiscalía ya les tomó declaración a los cuatro carabineros involucrados en el hecho. Así, el Ministerio Público no solo se encuentra investigando el atentando, sino que también indaga el homicidio del integrante de la CAM Pablo Marchant, que se dio en medio de esta situación. Pese a esto, el Ministerio del Interior sólo se querelló contra quienes resulten responsables de los delitos de incendio, homicidio frustrado al trabajador de la forestal y homicidio frustrado a carabineros en servicio. No hay nada en el libelo que apunte a esclarecer la muerte del Marchant.

Según fuentes del caso, solo los dos carabineros que se encontraban haciendo guardia andaban con cámaras GoPro. Los otros dos que llegaron después (siendo uno de ellos el que habría disparado a Marchant) no portaban cámaras en ese momento. Asimismo, de acuerdo al preinforme de autopsia, el disparo fue a menos de tres metros de distancia y la bala ingresó por el parietal derecho. Esto último coincide con el relato de los policías al Ministerio Público y descarta la versión entregada por Héctor Llaitul a la Radio Universidad de Chile en que sostenía que el joven tenía un impacto en su cabeza por atrás y otro en la sien.

Ataque posterior

Las horas posteriores a la tragedia en Carahue han sido intensas en La Araucanía, ya que una ola de violencia se ha desatado en distintos puntos de la zona. Hoy a las 6.00 AM se registró el incendio de cinco camiones y una camioneta en la Ruta 5 Sur, en el sector Pidima, en Ercilla. La situación hizo que se interrumpieran ambas pistas de la ruta.

Según información policial, el ataque ocurrió a la altura del km 584 de la misma ruta, cuando un grupo de encapuchados armados, arriba de una camioneta que está con encargo pendiente por el delito de robo con intimidación, detuvieron y amenazaron con disparos a los conductores de los cinco camiones. Así, lograron bajarlos, rociaron los vehículos con líquido acelerante y les prendieron fuego.

Carabineros ubicó a cuatro de los conductores afectados. Tres de ellos están heridos, uno con perdigones en una de las manos. Además, en el lugar se encontró una pancarta que dice “Pablo Marchant, en tu memoria vengaremos tu caída contra la forestal, bala y fuego contra la policía, resistencia mapuche”.

Tras conocerse su muerte, el líder de la CAM, Héctor Llaitul, señaló que “Pablo (Marchant) vivía en mi casa, es un militante nuestro, murió combatiendo, por lo que lo vamos a reivindicar. Una ORT de la CAM que se llama Lafkenche-Leftraru, en una acción de sabotaje a la Forestal Mininco a una faena custodiada por Carabineros. Desarrolló una acción de sabotaje. En ese contexto Carabineros se enfrenta a los weichafes y resultan heridos dos, uno abatido en el lugar y otro que está arrancando por los cerros herido. Esa es la situación”.

/psg