Se concretó la movida que habían anunciado.

Mientras, desde el Ejecutivo afinan su “Plan B” de cara a la posible aprobación del proyecto por el TPP11, senadores de los partidos de Apruebo Dignidad lograron evitar que el proyecto se votara en la Cámara Alta esta jornada.

Lo hicieron, apelando a las “herramientas reglamentarias” que el senador y presidente de Revolución Democrática (RD), Juan Ignacio Latorre había anticipado hace unos días que se usarían. Esto, luego de la resolución de comités que acordó poner en primer lugar de la tabla de este miércoles la discusión del proyecto.

Así, tal cual lo había adelantado también el senador del Partido Comunista Daniel Núñez, -y considerando que no se había discutido antes en la Sala del Senado- solicitaron una “segunda discusión” para evitar que el proyecto se votara y dar más tiempo a las tratativas de la Cancillería a través de las cartas laterales (side letters) que buscan generar mecanismos de solución de controversias con cada país miembro del Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico.

El propio Presidente Gabriel Boric asumió un rol personal y activo en las negociaciones internacionales.

Debate

La votación fue puesta en la agenda para esta jornada luego de que bancadas de Chile Vamos y la Democracia Cristiana (DC) lograran los votos necesarios en el comité de senadores.

La sesión ordinaria comenzó pasadas las 16.00 horas. Tras discutirse otros asuntos, luego de 25 minutos se autorizó el ingreso de la subsecretaria del Ministerio Secretaría General de la Presidencia, Macarena Lobos, y se inició el debate con la intervención del senador Jaime Quintana, presidente de la comisión de Relaciones Exteriores, para dar cuenta del proyecto. La ministra Ana Lya Uriarte estuvo también presente en la sala.

La propuesta en general fue aprobada por unanimidad en la comisión.

Ante aprensiones expresadas al respecto, Quintana afirmó que el tratado ”no implica nuevas obligaciones para Chile en materia de implementación de patentes farmacéuticas ni tampoco requiere de implementación alguna”.

“El TPP11 abre las puertas a las empresas chilenas a una zona económica que representa un PIB de 11 mil millones de dólares, igual a 37 veces el tamaño económico de Chile”, resaltó el senador PPD en una intervención que motivó inquietud en legisladores de Chile Vamos por su extensión.

Si bien el tratado ha contado con el respaldo de las bancadas de derecha y DC, representantes de Partido Comunista (PC), el Frente Regionalista Verde Social (FREVS), del Partido Socialista (PS), el Partido por la Democracia (PPD) y Revolución Democrática (RD) se habían opuesto a discutirlo este miércoles.

Asimismo, el Presidente Gabriel Boric manifestó que el gobierno no impulsaría el TPP11, aunque algunos de sus ministros como Carolina Tohá (Interior) y Mario Marcel (Hacienda), emitieron posturas a favor del tratado.

“La posición del gobierno y estrategia es ante todo resguardar los intereses y la soberanía de nuestro país, más allá de las diferencias que hay sobre el contenido del TPP11 (…) lo que nosotros necesitamos resguardar es lo que está contenido en materia de resolución de controversias”, ha señalado la ministra vocera del Ejecutivo, Camila Vallejo.

Al cerrar, Quintana invitó al Ejecutivo a despejar dudas y mitos respecto al proyecto.

Luego intervino el senador del Partido Republicano Rojo Edwards calificando de “injusto” que se pidiera aplazar la votación. “Chile está a la cola del progreso internacional”, aseguró, afirmando que las “maniobras dilatorias no están en línea con la buena voluntad”. Chile, Malasia y Brunei son los únicos países que no han firmado el tratado sostuvo.

Edwards, al finalizar su alocución solicitó a la Cámara votar de forma inmediata el tratado, sin embargo, no hubo acuerdo entre los legisladores. Así, continuó el debate con el análisis y discusión que en las comisiones de Constitución y Hacienda hicieron del TPP11.

El primero en hablar fue el presidente de la comisión de Constitución, el senador Matías Walker, quien dijo que los efectos que producirá este tratado “en cuanto a beneficios de acceso a mercados de bienes, existen más de 3.000 mil nuevas preferencias arancelarias para Chile respecto de productos excluidos o con acceso limitado, esto significará una rebaja arancelaria entre el 65% y 10%, reducirá o eliminara prácticamente todos los impuestos de importación entre los países miembros”.

Tras él, en una breve alocución el senador Juan Antonio Coloma dio cuenta del proyecto como presidente de la comisión de Hacienda.

“Este es un tratado tremendamente beneficioso desde una perspectiva económica”, aseguró el senador Coloma, indicando que la comisión recomendaba su aprobación.

Tras una hora de debate, intervino el senador Daniel Núñez y anunció que como jefe de comité haría uso del reglamento.

Núñez acusó que desde las oposición no se quiso dar al gobierno el plazo de dos meses con el que aspiraban contar para “boicotear la estrategia negociadora” del Ejecutivo. El legislador del PC formalizó así su solicitud de segunda discusión argumentando que apurar la votación le quitaba legitimidad a una eventual aprobación.

“Tengo que hacer la solicitud, sin entrar al fondo de la segunda discusión dado que no podemos hoy día votar ya que estaríamos boicoteando bloqueando la estrategia que está impulsando el Gobierno de negociación de esta materia”, sostuvo.

Tras ello, el senador PS y presidente de la Cámara Alta, Álvaro Elizalde, señaló que “la mesa esta obligada a cumplir el reglamento y acoger la propuesta que ha hecho la bancada del Partido Comunista”.

/psg