En una nueva edición de Hablemos en off de Radio Duna, Carlos Peña, rector de la Universidad Diego Portales (UDP), analizó el panorama político y social que se configuró tras las elecciones del plebiscito de salida.

En ese sentido, se refirió en duros términos al rol que asumió el Frente Amplio en el proceso constitucional:

“Yo arriesgaría la siguiente hipótesis: a mí me parece que el resultado de ayer mostró una abierta distancia, una abierta disonancia, entre una cierta manera de concebir los problemas del Chile contemporáneo que ha expuesto particularmente el Frente Amplio y la generación que hoy día está en el poder, por una parte, con la manera en que la ciudadanía y la cultura pública de Chile, que es producto de las últimas décadas, se concibe a sí misma”, sostuvo.

En otras palabras, Peña sostuvo que “hay una cierta discordancia de sensibilidad, de autocomprensión, entre la visión que esta élite generacional que está hoy en el poder tiene de los problemas de Chile, y la manera en que las personas vivencian su propia situación”.

Luego, insistió: “Yo creo que el Frente Amplio ha insistido demasiado, erróneamente, lo vengo diciendo hace muchísimo tiempo, en un diagnóstico moralizador, simplista de la vida social, donde se ven a sí mismos como redentores de un pueblo abusado. Y yo creo que nada de esto hace sentido a las grandes mayorías”.

“Las grandes mayorías en Chile han experimentado un cambio en sus condiciones materiales de existencia, que no se requiere haber leído a Marx para saber que eso produce cambios culturales de gran relevancia…”, dijo más tarde.

“Pero el Frente Amplio”, concluyó, “persiste en una autoimagen, en una comprensión de sí mismos como un grupo redentor de la sociedad chilena, y esto no le hace sentido a las personas”.

/psg