La lucha contra la dura inflación que azota al país continúa. Es que, tras la Reunión de Política Monetaria (RPM) de este martes, el Consejo del Banco Central decidió sorprender con un alza de 100 puntos base a la tasa de interés, para dejarla en 10,75%.

Se trata de una subida mayor a la anticipada por el mercado y, con esto, se encadenan diez alzas consecutivas a la Tasa de Política Monetaria (TPM).

La decisión no fue adoptada por la unanimidad de los miembros del instituto emisor. Fue la presidenta Rosanna Costa, y los consejeros Alberto Naudon y Luis Felipe Céspedes quienes optaron por la escalada de 100 puntos base, mientras que el vicepresidente Pablo García fue partidario de una subida aún más agresiva: 125 puntos, a la vez que la consejera Stephany Griffith-Jones optó por una de 75 puntos base, en línea con lo que estiaba el mercado.

En su análisis, el Banco Central expuso que a nivel local la inflación ha “continuado aumentado”, ubicándose en 13,1% anual en julio, “mientras que la inflación subyacente -medida por el IPC sin volátile- subió a 10% anual”. Además, destacó que las expectativas de las encuestas que realiza la entidad a operadores del mercado “se han ajustado al alza”.

“Con esta decisión, la TPM se ubica en torno al nivel máximo que considera el escenario central del IPoM de septiembre. Los próximos movimientos de la tasa dependerán de la evolución del escenario macroeconómico y sus implicancias para la convergencia de la inflación a la meta”, acotó.

En ese sentido, el Central expuso que “permanecerá especialmente atento a los riesgos al alza para la inflación”, tanto por el elevado nivel que esta ha alcanzado, como por el hecho de que las expectativas de inflación a dos años plazo siguen por sobre 3%.

Mañana el Banco Central publicará el Informe de Política Monetaria (IPoM) correspondiente al tercer trimestre de 2022, el cual contiene los detalles del escenario central, las sensibilidades y riesgos en torno a este, junto a sus implicancias para la evolución futura de la TPM.

A nivel internacional, la entidad subrayó que la inflación mundial ha seguido aumentando y “dando señales de mayor persistencia”, lo que ha obligado a que los bancos centrales del mundo estén elevando sus tasas de referencia. “En este contexto, las perspectivas de crecimiento global se han deteriorado, en medio de condiciones que se mantienen desfavorables especialmente para las economías emergentes”, señaló.

Por último, el ente rector destacó que desde que adoptó la decisión de intervenir el mercado cambiario para controlar la extrema volatilidad que estaba mostrando el dólar en Chile, “las tensiones en el mercado cambiario han disminuido. La volatilidad ha descendido y el tipo de cambio se ha apreciado”.

/psg