De mal en peor. Chile cayó a su lugar más bajo en el tradicional Informe de Competitividad Global del IMD y que en Chile se realizada en conjunto con la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile.

El informe, que se realiza desde 2001, posicionó a Chile en el lugar 44 a nivel mundial, bajando 6 lugares desde la versión del año pasado y quedando muy lejos de su mejor posición histórica: 19 en el año 2005. El documento muestra además que, a pesar de la mejora registrada en 2020 (cuando se pasó del lugar 42 al 38), la tendencia a la baja se evidencia desde 2011.

La caída de Chile en 2021 se explica por el empeoramiento en tres de los cuatro pilares del ranking. En el de desempeño económico nuestro país bajó de la posición 50 a la 53 a nivel global, debido al peor desempeño del empleo (posición 61) y los precios (23), aunque este último factor sigue siendo uno de los mejor evaluados respecto de Chile siendo una de sus fortalezas, junto con el stock de inversión, la resiliencia de la economía. Así, las debilidades están en la creación de empleo de largo plazo, el turismo y la complejidad económica.

Otro pilar que también mostró una baja en el país fue el de la Eficiencia del gobierno, que pasó del lugar 20 al 22, siendo de todas formas el mejor pilar de Chile. Ahí las finanzas públicas pasó del lugar 10 a nivel global al 15, mientras el marco institucional cayó 7 posiciones, desde el 19 al 26. En este pilar, destaca la política del Banco Central, que fue rankeado en el primer lugar mundial, seguido de las barreras arancelarias, que está en la tercera posición global. Por el lado de las debilidades en ese pilar se destaca la cohesión social (61) y el coeficiente Gini (58).

El pilar de Eficiencia de Negocios también registró una baja, pasando del lugar 37 al 40, debido principalmente al mercado laboral (46) y las finanzas (32). Lo más destacado de este pilar es la actividad emprendedora en su etapa inicial, la que se posiciona segunda a nivel global.

El único pilar que no registró movimiento este año fue de Infraestructura, que se mantuvo en el lugar 45 del mundo. Ahí, se destaca el crecimiento del área forestal, que está sexto del mundo y las energías renovables (12). Lo más débil es la eficiencia del uso del agua (62).

A pesar de la caída de Chile, sigue siendo el líder de América Latina, seguido por México (55), Colombia (56) y Brasil (57). Todo esos países también han registrado una tendencia a la baja en los últimos 10 años.

/psg