Los bancos que operan en el sistema financiero local siguen con resultados positivos en lo que va del año. La banca local acumuló ganancias por $ 2.067.418 millones, o US$2.726 millones a julio. Hubo un incremento de 364,31% respecto de doce meses, principalmente debido a una menor base de comparación respecto de un año atrás.

Las utilidades del séptimo mes del año fueron de $253.290 millones, lo que equivale a US$334 millones. Hubo un retroceso de -16,15 % con respecto a junio, debido a mayores impuestos diferidos y provisiones por riesgo de crédito, contribuyendo, en menor medida, un menor margen de intereses, según datos publicados por la Comisión para el Mercado Financiero.

Las ganancias atribuibles a los propietarios subieron a $1.983.472 a julio. El líder del sistema local en el séptimo mes del año, siguió siendo Banco Santander con utilidades por $416 millones, seguido por Banco de Chile con $370 millones, y en tercera posición se ubicó BCI con $314 millones.

Colocaciones

Las colocaciones siguieron a la baja, y en julio retrocedieron un 1,83% en doce meses. Eso sí, el retroceso fue menor a lo experimentado el mes anterior, y muy por debajo de la caída que registraron en el mismo mes del año pasado.

“La actividad del sistema bancario se explicó por el retroceso de las colocaciones comerciales de 4,28%, mejorando respecto de la caída observada desde enero de 2021, cuyo mayor descenso se registró en junio pasado (-8,35%). Asimismo, las colocaciones de consumo continuaron retrocediendo, alcanzando una baja de 8,95%, no obstante que se observó una desaceleración en la caída en los últimos cinco meses. En contraste, la cartera de vivienda se expandió 6,01% medido en 12 meses, mejorando su desempeño respecto del mes anterior (5,29%)”, indicó la CMF.

Por otro lado, los indicadores de riesgo de crédito, de provisiones, de morosidad de 90 días o más y de cartera deteriorada del Sistema Bancario, tuvieron una mejoría respecto del último mes y de doce meses atrás.

/psg