Continúa el rally alcista del cobre. Cerró su sesión de este lunes en la Bolsa de Metales de Londres a un precio no visto desde mayo de 2012, hace más de ocho años, y se posicionó por encima de los US$3,8 la libra.

Con esto, el metal rojo logró siete alzas en las últimas ocho sesiones.

Este lunes trepó 1,77%, al transarse en US$3,8176 el libra contado “grado A”, apuntando su valor más alto desde el 1 de mayo de 2012, cuando se cotizó en US$3,8682.

Lo anterior, se compara con los US$3,7514 registrados el viernes, y los US$3,7611 del jueves. Así, el promedio del mes del precio del cobre se ubicó en US$3,6533, y el anual en 3,6288.

Solo en febrero, el principal producto de exportación chileno acumula un avance de 7,5%, y hay voces que no descartan que el alto precio que ha venido anotando el cobre en el último tiempo de píe a un prolongado periodo de fortaleza, comparándolo incluso con lo que fue el “súper ciclo” del metal hace algunos años.

Según Reuters, el alza del cobre de este lunes se explica ya que los inversionistas siguieron comprando el insumo ante preocupaciones sobre el aumento de la inflación y expectativas de una mayor demanda en China, el principal consumidor de metales del mundo.

“Hay un enfoque muy, muy fuerte en la reflación y también existe la sensación de que la demanda china no será tan débil como en años nuevos anteriores porque las restricciones de viaje mantienen abierta una mayor capacidad de producción”, dijo Ole Hansen, estratega de Saxo Bank en Copenhague.

Los mercados chinos están cerrados por las vacaciones del Año Nuevo Lunar hasta el 17 de febrero, pero las fábricas han mantenido tasas de funcionamiento más altas de lo habitual durante el período.

“Ya se empieza a hablar del inicio del súper ciclo del cobre, que cotiza en máximos que no veíamos desde 2012, y con altas probabilidades de llegar en torno a los 4 – 4,15 usd/lb”, señaló, por su parte, José Luis Godoy, analista de XTB Latam. “Podríamos llegar a ver una larga apreciación del metal rojo”, sostuvo.

/psg