Este martes, la Corte de Apelaciones de Valparaíso entregó un fallo sobre el recurso de protección en contra del test de drogas a diputados, presentado por las parlamentarias oficialistas Marisela Santibáñez, Marcela Riquelme, Clara Sagardía, Ana María Gazmuri y Lorena Fries, quienes acusan que el reglamento vulnera sus derechos fundamentales, como la integridad física y psíquica de las personas o el respeto y protección de la vida privada.

Inicialmente, el escrito fue declarado inadmisible por la Corte de Apelaciones de Valparaíso, sin embargo, la Corte Suprema revocó la resolución al indicar que “se han mencionado hechos que eventualmente pueden constituir la vulneración de garantías de las indicadas en el artículo 20 de la Constitución Política de la República, razón por la que el recurso debió haber sido acogido a tramitación”.

Con todo, la Corte de Valparaíso debió volver a pronunciarse sobre el recurso y finalmente resolvió desechar la orden de no innovar requerida por las diputadas para que los resultados del test no sean difundidos.

Estaba previsto que para este lunes se dieran a conocer los resultados del test de drogas realizado de forma obligatoria a 78 parlamentarios, sin embargo, el secretario general de la Cámara, Miguel Landeros, encargado de recibir las muestras, informó que notificarían de los muestreos a más tardar el día miércoles, una vez que culmine el proceso de notificaciones a cada diputado.

Landeros detalló que ayer recibió “formalmente” las pruebas, y puntualizó en que está “haciendo la correspondiente codificación de cada uno de ellos, para ver los resultados de cada parlamentario”.

“Según el reglamento tengo que notificar a los diputados personalmente de los resultados y después de eso tengo que entregarle la nómina al señor presidente (Raúl Soto) para que publique el resultado de cada persona. Eso deberíamos hacerlo de aquí al miércoles a más tardar”, explicó el jefe administrativo de la Cámara al inicio de la sesión de este lunes..

Por el retraso, algunas bancadas ya sospechaban que la entrega de resultados podría dilatarse a la espera de que la Corte determinará si procede o no la difusión de los resultados.

Por otra parte, a pesar de que el test es obligatorio, tres de las cinco diputadas que presentaron el recurso, se encuentran en rebeldía y decidieron no hacer la prueba: Marisela Santibáñez (PC), Marcela Riquelme (Frente Amplio) y Clara Sagardía (Frente Amplio).

/psg