La palabra “neoliberalismo” se volvió un símbolo.

Como escribe María José Naudon, recordando a Steve Hanke, se convirtió “en una piñata a la que le quieren dar una paliza.

No significa nada. (…) Cualquiera de izquierda usa el neoliberalismo para representar todo lo malo”, decía el economista. La derecha tiene lo suyo con el “comunismo” –y algunos reflotaron por estos días lo del “anticomunismo”.

Son los paralelos de la historia.

Pero para Naudon, si bien no hay que olvidar en medio de este debate, que “los periodos de mayor crecimiento en Chile coinciden con la influencia de políticas de tradición liberal”, quizá “se deba avanzar hacia un liberalismo humanista que no se limite a la dicotomía más mercado más Estado”.

Boletín semanal de Opinión de La Tercera Por Juan Paulo Iglesias

/gap