El Curiosity es el más longevo de los rovers de la Nasa que actualmente funcionan en Marte. Tiene un arsenal de instrumentos científicos avanzados, similares a un pequeño laboratorio, que incluyen 17 cámaras, sensores y maquinaria para analizar el suelo y rocas marcianas, como un brazo robótico.

Fue precisamente con una de estas cámaras, Mastcam, que el vehículo marciano logró una sorpresiva instantánea en Marte de un montículo de roca apodado ‘East Cliffs’ el 7 de mayo, revelando una inesperada característica en su rocosa superficie: fotografió lo que en una primera mirada pareciera ser una puerta excavada en la ladera de una colina.

La imagen de esta supuesta puerta es tan inquietantemente convincente que muchos internautas amantes de las ideas conspirativas teorizaron que se trata del acceso a un lugar hasta ahora desconocido por los humanos.

En el círculo, la extraña formación descubierta por el Mars Rover de la Nasa en Marte. Foto: Nasa

Por eso y desde entonces, la agencia espacial ha intentado dar una respuesta convincente de qué se trata esta misteriosa formación geológica. A través de una actualización en el blog de la misión, la Nasa explicó que el montículo, ubicado en la ladera de Monte Sharp, tiene una serie de fracturas abiertas naturales, incluida una de aproximadamente 30 centímetros de alto y 40 centímetros de ancho, similar en tamaño a una “puerta de perro”. Este tipo de fracturas abiertas son comunes en el lecho rocoso, tanto en la Tierra como en Marte, señaló la agencia.

Curiosity está investigando actualmente una región en Monte Sharp que puede contener evidencia de un cambio importante de condiciones más húmedas a más secas en la historia temprana de Marte.

La imagen panorámica del montículo se confeccionó usando 113 imágenes de la lente izquierda de Mastcam. La imagen se procesa para aproximar el color y el brillo de la escena al aspecto que tendría el ojo humano en condiciones diurnas normales en la Tierra.

La imagen a tamaño real que tomó el Curiosity. Al fondo, en el círculo rojo, la supuesta puerta. Foto: Nasa

Claramente, los humanos tendrían dificultades para ingresar al acantilado a través de esta “puerta”, escribieron los científicos, razón por la cual el equipo Curiosity la definió solo como una “puerta para perros”.

“Este tipo de fracturas abiertas son comunes en el lecho rocoso, tanto en la Tierra como en Marte “, añadió la Nasa en el comunicado.

La imagen muestra el tamaño real de la supuesta puerta, la que mide apenas 30 cm de alto, por lo que la Nasa la bautizó como una puerta de perro. Foto: Nasa

Al comentar sobre el frenesí de las redes sociales que rodea el descubrimiento de la “puerta”, el equipo de Curiosity dijo en Twitter que la tendencia del cerebro humano a buscar patrones que tengan sentido en formas ambiguas (llamadas “pareidolia”) está detrás de la sensación de Internet.

“Claro, puede parecer una puerta diminuta, pero en realidad, ¡es una característica geológica natural! Puede que simplemente *parece* una puerta porque tu mente está tratando de dar sentido a lo desconocido”, dijo el equipo de Curiosity en un hilo de Twitter. “Hay varias fracturas lineales en el montículo, pero en este lugar, varias fracturas se cruzan, lo que permite que la roca se rompa en ángulos tan agudos”.

La duración de la misión del Curiosity prevista era de 1,8 años terrestres (un año de Marte), pero continúa enviando datos sobre el planeta, recorriendo más de 19 Km. Además, ha enviado selfies, fotografías panorámicas y videos en 4K, esto último gracias al procesamiento de imágenes realizada por la Nasa en la Tierra. Su objetivo principal es establecer si alguna vez existió vida en Marte, caracterizar el clima, determinar su geología y ver las posibilidades de exploración humana, la que se espera pueda venir en la próxima década.

Otras desconcertantes imágenes marcianas

Esta no es la primera vez que Marte ofrece extrañas fotografías. En marzo pasado, Kevin Gill, un ingeniero que ha alcanzado más fama por procesar imágenes espaciales de la Nasa, sorprendió a sus seguidores con las hermosas imágenes obtenidas por un rover de la agencia espacial, las que dio a conocer con un tuit, imagen que describía como “una flor marciana”.

La imagen también fue obtenida por el Curiosity de la Nasa, que capturó una hermosa y delicada formación en Marte que parece que podría ser un pedazo ramificado de coral oceánico. Aunque no es coral, su forma es familiar a estas especies marinas de la Tierra.

La imagen proviene del instrumento Mars Hand Lens Imager (Mahli) de Curiosity, que la Nasa describe como “una versión de la lupa de mano de aumento que los geólogos suelen llevar consigo al campo”. Eso significa que la formación en la imagen es bastante pequeña.

Abigail Fraeman, científica adjunta del proyecto Curiosity, tuiteó una útil guía visual que compara el objeto con un centavo estadounidense para dar una idea aproximada de la escala.

Fraeman escribió que la imagen “muestra diminutas y delicadas estructuras formadas por minerales que se precipitan del agua”.

Pero tal vez si la imagen más icónica del planeta rojo es la llamada “Cara de Marte”, una formación geológica ubicado en la región de Cidonia, que para algunas personas se asemeja a un rostro humano. La supuesta cara mide aproximadamente 3 km de largo por 1,5 km de ancho y se ubica a 41º05′ norte y 9º50′ oeste.

La supuesta cara en Marte, fotografiada en 1976 por la sonda Viking. Foto: Nasa

La formación fue fotografiada por primera vez el 25 de julio de 1976 por la sonda espacial Viking 1, que orbitaba el planeta. El hecho llamó la atención del público seis días después en un informe de prensa entregado por la Nasa.

Sin embargo, nuevas fotografías de la zona tomadas por la sonda Mars Global Surveyor, en 1998 y 2001, y por la sonda Mars Odyssey en 2002. Fotografiada bajo diferentes condiciones de iluminación y a una resolución más alta, la forma no parece una cara.

La imagen tomada por la sonda Mars Global Surveyor. Foto: Nasa

En el año 2006, la sonda Mars Express, de la Agencia Espacial Europea (ESA), obtuvo excelentes imágenes de alta resolución espacial, que permitieron eliminar cualquier duda que pudiera quedar sobre la naturaleza de esta estructura, ratificándose que es una formación puramente geológica.

Además de esta información, la Agencia Espacial Europea puso en su sitio web un vídeo de las fotos tomadas del sitio en 3D en una animación.

/psg