El alarmismo se apodera de muchos cada vez que se habla sobre un asteroide acercándose a la Tierra. Para el 6 de mayo ocurrirá un nuevo evento, y la ciencia llama a la calma: no va a destruir nuestro planeta.

Pero no hay que quitarle el ojo.

La NASA está monitoreando el asteroide 2009 JF1, del tamaño aproximado de un autobús escolar, desde 2009, y tiene una probabilidad del 0.026% de chocar con nuestro planeta.

Esta posibilidad es remota, pero ¿qué pasaría si finalmente se da? ¿Destruiría la Tierra?

No. De acuerdo con el portal Space Reference, su energía de impacto equivaldría a 0.2263 metros.

Algunas características sobre el 2009 JF1

El 2009 JF1 es un asteroide muy pequeño que, según el Jet Lab de la NASA, mide apenas 13 metros.

Se encuentra entre las rocas espaciales enumeradas en el Sentry de la NASA, un sistema de monitoreo que escanea continuamente el catálogo de asteroides en busca de posibilidades de impacto dentro de los próximos 100 años.

El sistema es operado por el Centro de Estudios de Objetos Cercanos a la Tierra (CNEOS), del Jet Lab.

Detlef Koschny, científico de la Oficina de Defensa Planetaria, explicó al diario español El Mundo las expectativas respecto a la roca: “conocemos su órbita y podemos estimar su tamaño a partir de su brillo. Este objeto está, de hecho, en nuestra ‘lista de riesgo’, es decir, su probabilidad de que impacte contra la Tierra es mayor a cero”.

Señala el científico de que la probabilidad, específicamente, es de una entre 3.984.

Para el CNEOS de la NASA la probabilidad es de una entre 3.800.

Y Koschny va más allá: en caso de entrar a la atmósfera terrestre, como se prevé el 6 de mayo, el riesgo de impacto es bajísimo. “Es un asteroide bastante estándar”.

¿Puede un asteroide acabar con la Humanidad? Sí, claro, pero no el 2009 JF1

En palabras del divulgador científico Álex Riveiro, en un hilo de Twitter del año pasado sobre el 2009 JF1, “si entrase en la atmósfera seguramente solo nos dejaría una bonita estrella fugaz”.

“¿Puede un asteroide, en el futuro, chocar con la Tierra y extinguir al ser humano? Claro que puede. Las buenas noticias son que los asteroides que tienen el tamaño necesario para conseguirlo son pocos. No hay ningún impacto a la vista en los próximos 150-200 años”, señala Riveiro.

“Pero tarde o temprano sucederá”, matiza el divulgador. “Por eso es importante que consigamos tener presencia más allá de la Tierra, como sociedad interplanetaria”.

Así que le recomendamos no deshacerse de sus cosas ni pensar que el fin del mundo está cerca. Haga sus planes como los tiene pensados, que el 2009 JF1 no le afectará en lo absoluto.

/psg