El dólar volvió a marcar récords este viernes a nivel local, ante un cobre que registró su menor precio en casi diecisiete meses, aumentando las presiones por una eventual intervención cambiaria por parte del Banco Central.

El billete verde culminó su última sesión de la semana con un alza de $7,90, en puntas de $930,00 vendedor y $929,70 comprador.

Con esto la divisa acumuló un incremento semanal de $14,5.

“En línea con el avance que mostró el cruce local durante el pasado mes de junio, la primera sesión de julio lograr cerrar en nuevos máximos históricos evidenciando los motivos por los cuales el cruce continúa experimentando avances”, dijo Renato Campos, analista jefe de Admiral Markets.

Añadió que “los eventos macroeconómicos y geopolíticos internacionales, el dispar escenario económico local junto a una irresponsable comandancia del Banco Central a corto plazo, luego de invitar al mercado a apostar por mayores alzas en el cruce ante una eventual intervención, son algunos de los motivos y fundamentos por los que el cruce mantiene este sesgo alcista por sobre los $880 pesos por dólar”.

Mientras que Sebastián Espinosa, analista senior de mercados de XTB Latam, indicó que “el mercado en modo ‘ risk off’ no da tregua y nuevamente vemos alzas en el dólar frente al peso chileno, que toca nuevos máximos históricos y nuevamente sufre debido a un dólar que a nivel internacional se aprecia con fuerza y con un cobre que cae y nuevamente marca mínimos desde principios de 2021”.

“El cobre no hace caso a un PMI manufacturero de Caixin que marca 51,7 puntos en China, mejorando las expectativas y se acopla al temor del mercado a una recesión, cayendo más de un 2,5% y acercándose a los US$$3,6 la libra. Mientras que el dólar se fortalece tras el dato de PMI en Estados Unidos esta mañana, con un manufacturero que marca 53,0 puntos, menos de lo esperado y menor al dato anterior”, acotó.

/psg