El presidente electo de Colombia, Gustavo Petro, consideró “prudente” que no se invite a Nicolás Maduro a la ceremonia de toma posesión el próximo 7 de agosto.

En entrevista con la W Radio, Petro expresó que considera “prudente” que Nicolás Maduro no asista al acto “porque lo que viene es un proceso de reconstrucción de comercio, cultura y sociedad en la frontera y nosotros tenemos una propuesta que hacer y ese proceso no demanda acelerar cosas simbólicas que no son las más importantes.” 

Añadió que respeta la posición del actual gobierno de Colombia y su política diplomática, que no reconoce a Maduro, aunque subrayó que su posición es en favor del diálogo

Por otra parte, indicó que desea  un “espacio americano, desde Alaska hasta la Patagonia, que no existan presos políticos, que nadie sea perseguido político por sus posiciones políticas. No creemos en guerras, en violencias ni aislamientos de las naciones, de las sociedades y de los pueblos.”

A su juicio, esto “lo único que produce es hambre, y el hambre lo único que produce es hambre es éxodo.”

Finalmente destacó que la migración venezolana hacia América Latina y Estados Unidos tiene un origen y es “el hambre  y la ausencia de democracia.”