El pasado mes de junio, informábamos como científicos chinos aseguraron haber detectado lo que podría ser el rastro de una señal de una civilización extraterrestre. Los investigadores identificaron lo que llamaron señales “sospechosas” del espacio como parte de una búsqueda de evidencia de extraterrestres, y confirmaron que estaban trabajando para determinar si podrían serlo. Las señales fueron detectadas por el radiotelescopio FAST de China, también conocido como el telescopio “Sky Eye”.

Con un diámetro de plato de 487 metros, es el más grande de su tipo en el mundo, y desde 2020 el telescopio ha estado involucrado en la investigación de vida extraterrestre. Sin embargo, la polémica surgió cuando Science and Technology Daily eliminó el informe poco después de su publicación, sin revelarse los motivos. Está claro que algo está ocurriendo en el universo y tiene relación con la vida extraterrestre inteligente. Y ahora, tenemos una nueva polémica.

Misterioso objeto

Un misterioso objeto a miles de millones de años luz de la Tierra está emitiendo fuertes ráfagas de energía en un patrón similar al latido de un corazón. Un equipo de astrónomos, dirigido por el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), detectó lo que se conoce formalmente como ráfagas rápidas de radio (FRB, por sus siglas en inglés), que son ondas de radio intensas que suelen durar unos pocos milisegundos.

senal extraterrestre latido corazon - Astrónomos detectan un misterioso objeto emitiendo una señal extraterrestre similar al latido de un corazón

Sin embargo, las FRB recién detectado persiste hasta tres segundos, unas 1000 veces más que el promedio. La señal, denominada FRB 20191221A, es actualmente la FRB de mayor duración, con el patrón periódico más claro, detectada hasta la fecha. Aunque los investigadores no conocen la fuente, una teoría es que la señal proviene de un púlsar de radio o un magnetar, los cuales son tipos de estrellas de neutrones: núcleos colapsados ​​​​de estrellas gigantes extremadamente densos y que giran rápidamente.

El primer FRB se detectó en 2007, lo que provocó una búsqueda para encontrar la fuente y, con suerte, descubrir secretos sobre el espacio entre las galaxias al estudiar el camino de la señal.

“No hay muchas cosas en el universo que emitan señales estrictamente periódicas”, dijo Daniele Michilli, postdoctorado en el Instituto Kavli de Astrofísica e Investigación Espacial del MIT. “Ejemplos que conocemos en nuestra propia galaxia son los púlsares de radio y los magnetares, que giran y producen una emisión similar a la de un faro. Y creemos que esta nueva señal podría ser un magnetar o púlsar con esteroides”.

Se han detectado ráfagas de radio rápidas, descritas como «balizas breves y misteriosas», en varias partes distantes del universo, así como en nuestra propia galaxia. Sus orígenes son desconocidos y su apariencia es impredecible. El descubrimiento de FRB 20191221A fue realizado por el telescopio CHIME (Experimento Canadiense de Mapeo de Intensidad de Hidrógeno), ubicado en la Columbia Británica, Canadá, tiene cuatro cilindros en forma de U de 100 metros de largo, lo que le permite detectar señales de cuando el universo tenía entre seis y 11 mil millones de años.

Y este telescopio casi ha cuadriplicado el número de ráfagas de radio rápidas descubiertas hasta la fecha. Se descubrió que el patrón de las ráfagas de radio de FRB 20191221A tiene similitudes con las emisiones de púlsares de radio y magnetares en nuestra propia galaxia. La principal diferencia entre la nueva señal y las emisiones de radio de nuestros propios púlsares y magnetares galácticos es que FRB 20191221A parece ser más de un millón de veces más brillante. El profesor Michilli dijo que los destellos brillantes podrían provenir de un púlsar o magnetar de radio distante que normalmente es menos brillante a medida que gira y, por alguna razón desconocida, expulsó “un tren” de ráfagas brillantes, en un raro promedio de tres segundos que CHIME afortunadamente estaba posicionado para captar.

“CHIME ahora ha detectado muchos FRB con diferentes propiedades”, continuó explicando el profesor Michilli. “Hemos visto algunos que viven dentro de nubes que son muy turbulentas, mientras que otros parecen estar en ambientes limpios. A partir de las propiedades de esta nueva señal, podemos decir que alrededor de esta fuente hay una nube de plasma que debe ser extremadamente turbulenta”.

senal extraterrestre latido de corazon - Astrónomos detectan un misterioso objeto emitiendo una señal extraterrestre similar al latido de un corazón

Los astrónomos esperan capturar ráfagas adicionales del FRB 20191221A periódico, lo que puede ayudar a reducir la fuente de la señal y aprender más sobre las estrellas de neutrones.

“Esta detección plantea la pregunta de qué podría causar esta señal extrema que nunca antes habíamos visto y cómo podemos usar esta señal para estudiar el universo. Los futuros telescopios prometen descubrir miles de FRB al mes y, en ese momento, es posible que encontremos muchas más de estas señales periódicas”, concluye el profesor Michilli.

El universo está vivo

Aunque para los científicos del MIT la teoría mas plausible es que se trate de un púlsar o magnetar de radio distante, hay quien tiene otra explicación: que los “latidos del corazón” son la evidencia irrefutable de que el universo es un ser viviente. Hace más de dos mil años, Platón dijo: “El universo es una única criatura viviente que abarca todas las criaturas vivientes dentro de sí”. La hipótesis del universo viviente dice que el universo es un organismo vivo. Por lo tanto, tiene las características de un ser vivo, de modo que está construido a partir de información y con los procesos de metabolismo, adaptación y selección natural.

Y la hipótesis del universo viviente es consistente con la visión cosmológica de que nuestro universo podría transformarse en otros universos. Como organismo vivo, el universo nació, crece y finalmente morirá. Nació en virtud del Big Bang, que es la causa directa de la existencia de nuestro universo actual. El universo también crece, de modo que se expande constantemente y se forman nuevas galaxias. Y morirá cuando agote toda su energía. Entonces, este nuevo descubrimiento demostraría que Platón estaba en lo cierto.

¿Qué opinas sobre las ráfagas rápidas de radio similares al latido de un corazón? ¿Evidencia de que el universo es un ser vivo?

Original de mundoesotericoparanormal.com

/psg