el Tribunal Constitucional (TC) dio a conocer los argumentos con los que decidió no tramitar, por siete votos contra tres, el requerimiento que presentó el Gobierno contra el proyecto de ley que permite el tercer retiro de fondos de las AFP.

Según consta el documento de 51 páginas que liberó el TC, el Ejecutivo señaló que el proyecto de ley “constituye un abierto intento de desconocer y de incumplir la sentencia que este Excmo. Tribunal dictara en el proceso Rol 9797-2020, en la medida que los mismos actores y quienes fueron parte en aquel proceso constitucional, ahora, en los sustancial, inician un proyecto de reforma prácticamente idéntico al anterior”.

Esto alude al proyecto de reforma constitucional que permitía el segundo retiro de pensiones, que impulsó la diputada Pamela Jiles, y que fue declarado inconstitucional por el TC. El proceso se realizó de todos modos, pero a través de una iniciativa que presentó el Gobierno y que fue debatida en el Congreso.

“Al proceder de este modo, se afecta la vinculación directa de las sentencias del Excmo. Tribunal Constitucional y la función de garante de la supremacía constitucional que le ha sido atribuida, como intérprete final de la Constitución“, agregó el argumento del Gobierno.

En resumen, las infracciones se resumen en: tramitación en la reforma de las disposiciones transitorias de la Constitución, al derecho a la seguridad social, al estatuto de la iniciativa exclusiva legislativa del Presidente de la República y al derecho a la propiedad.