El ministro de Hacienda, Mario Marcel, afirmó que cualquiera sea el resultado del Plebiscito del 4 de septiembre, Chile tendrá una nueva Constitución.

El jefe de las finanzas públicas participó en el seminario “Chile en la encrucijada: Encontrando su camino hacia el desarrollo inclusivo”, organizado por la Universidad de Columbia en el marco del Chile Day.

Durante el evento, Marcel fue consultado por la incertidumbre que existe en el país debido al proceso constitucional y sus efectos sobre la inversión, pero puso paños fríos sobre la materia afirmando que en el país habrá una nueva Carta Fundamental.

“Si se confía en las encuestas, el apoyo a una nueva Constitución, sumando a las personas que están a favor de la propuesta de la Convención, a quienes están a favor, pero que les gustaría ver mayores cambios y personas que quieren rechazar, pero reiniciar un proceso constitucional, es mayor que lo que fue en el Plebiscito de 2020”, aseguró.

En ese sentido, apuntó que “después de toda la complejidad del proceso constitucional, la forma en que la gente vio el comportamiento de la Convención, incluso después de todo eso, después de discutir cosas que no eran comunes en nuestra Constitución, aún así la gente quiere una nueva Constitución”.

“Y ese será el resultado del Plebiscito del 4 de septiembre. El resultado es que vamos a tener una nueva Constitución, sea la que propuso la Convención Constitucional, o la propuesta con algunas modificaciones, o un nuevo proceso que llevará a una nueva propuesta”, indicó, agregando que “es algo a lo que se puede apostar con mucha seguridad”.

Sobre el rol que debe cumplir un ministro de Hacienda en este proceso, Marcel sostuvo que “uno tiene que asegurar que estos cambios que la gente espera sean hechos de una forma efectiva y sustentable”.

Por otro lado, el secretario de Estado se refirió a su principal preocupación en el corto plazo, recalcando que “hoy el mundo está experimentando las réplicas de un terremoto de 7.5, en el caso de Chile es probablemente de un terremoto de 8.5 por la combinación con la crisis social de 2019”.

“En adición a la aguda crisis, creo que algunos de los problemas que enfrentamos hoy tienen que ver con la forma en que el Gobierno anterior y el Congreso trataron de ayudar a las familias para salir de la crisis. En 2021, Chile tuvo la expansión fiscal más grande en el mundo y fue una mayor expansión que en 2020”, recordó, agregando también que al mayor gasto fiscal se sumaron los retiros de fondos de pensiones. En ese sentido, destacó que se inyectó un 25% del PIB en la economía.

Y añadió que “la economía se recuperó rápido, pero se sobrecalentó y ahora tenemos que enfrentar la inflación actual y presiones que son comunes a muchos otros países, junto con tener que enfriar la economía por este previo sobrecalentamiento”.

“Tenemos que articular por un lado, las políticas macros para restablecer los equilibrios macroeconómicos con una política monetaria contractiva y con consolidación fiscal, junto a mecanismos para apoyar a las personas que están expuestas a los costos de ese tipo de ajustes”, señaló sobre los desafíos a futuro.

Royalty minero

Otro tema que fue abordado por Marcel tiene que ver con el proyecto de royalty que el Gobierno impulsa como parte de la reforma tributaria y con el cual se busca alcanzar una recaudación de 0,6% una vez en régimen.

Mencionó que existen “muchas maneras de articular eso. Tenemos un royalty minero desde 2005, por lo que debe quedar claro a partir de esa experiencia que la introducción de un royalty como tal no es un impedimento para la inversión per se. Tiene más que ver con la forma en que está diseñado, el tamaño de la misma ante la comparación con otros países”.

“Lo que hemos propuesto es un royalty que combina un componente ad valorem con un royalty sobre el margen operativo de las empresas mineras. ¿Dónde está el equilibrio correcto? ¿dónde tenemos las bases para eso? (…) es algo que está abierto a discusión, no tendemos a reclamar la última palabra en eso. La última palabra vendrá cuando lleguemos al proceso legislativo final, por lo que estaremos muy felices de saber cuál es exactamente el modelo que dará inversión, ya veremos si hay espacio para el ajuste”, acotó.

Y concluyó explicando que lo ingresos por royalty se utilizarán “para financiar el desarrollo regional, para financiar la búsqueda del desarrollo, y lo que contribuya a hacer más competitiva y productiva la economía chilena. Si encontramos un diseño alternativo que nos lleve al mismo resultado, estaremos muy felices de tomarlo”.

/psg