“El día en que Gabriel se tuerza un milímetro de la línea del programa, me van a tener a mí primero en la línea de denuncia y cobrándosela”. Con esa frase, pronunciada el 7 de octubre de 2021 en medio de una actividad de campaña de la entonces candidata a diputada Lorena Pizarro, el alcalde comunista de Recoleta, Daniel Jadue, dio la primera advertencia de la que sería su postura si Boric llegaba a La Moneda y matizaba los compromisos de su plan de gobierno.

Ha pasado poco más de un año desde ese día y el derrotado precandidato presidencial del PC ha cumplido su amenaza.

En estos ocho meses de gobierno se ha transformado en uno de los más férreos críticos de las medidas que ha debido impulsar la administración Boric, muchas de ellas obligadas por un ejercicio de realismo político, al ser un Ejecutivo que no cuenta con mayoría en el Congreso y que viene de sufrir una aplastante derrota ideológica y política en el plebiscito de salida del proceso constituyente, donde se la jugó sin matices por el Apruebo.

De hecho, algunos en el PC apuestan a que en un futuro no sería raro que Jadue tomara la decisión de dejar su militancia en el partido ante la incomodidad que le generan las acciones del gobierno, aunque ayer Jadue descartó esa opción: «Hace como 30 años que hay gente esperando que yo me vaya del PC y yo sigo aquí y no tengo ninguna intención de irme del que ha sido mi partido por 30 años».

Los rounds Jadue-Vallejo

Los cuestionamientos de Jadue hacia el rumbo que ha tomado el gobierno en distintos temas, han provocado el surgimiento de una suerte de dos almas al interior del Partido Comunista.

Daniel Jadue

Una representada por el alcalde de Recoleta, que a ratos pide abandonar el pragmatismo y exige avanzar en el programa sin tranzar –no son pocos los que han señalado en estos meses, medio en broma, medio en serio, que Jadue es “el Altamirano de Boric”, recordando el rol que jugó el fallecido timonel PS en el gobierno de Salvador Allende- y la otra ala representada por la ministra de la Secretaría General de Gobierno, Camila Vallejo, que frecuentemente tiene que responder directa o indirectamente las críticas del edil del que fue vocera en su aventura presidencial.

Mario Marcel, el guardián de la “política neoliberal”

Gabriel Boric llevaba en La Moneda dos semanas, y Daniel Jadue ocupaba su programa “Sin maquillaje” -que transmite todos los miércoles en la noche por YouTube- para lanzar una dura crítica al recién nombrado ministro de Hacienda, Mario Marcel.

(Marcel) fue el presidente del Banco Central puesto por Sebastián Piñera, el que hace dos semanas era el peor gobierno de la historia. Al que puso en el Banco Central para resguardar la política neoliberal como presidente. Hoy día ese es el ministro de Hacienda”, sostuvo.

/gap