Zoom, y demás aplicaciones de videoconferencia, no son las únicas que han experimentado un enorme crecimiento durante el pandémico 2020. En estos tiempos de aislamiento que nos han tocado, el videjuego se ha asentado como una de las herramientas más empleadas para que todo tipo de usuarios maten el rato. Y, evidentemente, encontramos obras que han llegado, incluso, a convertirse en virales. Ese es el caso, por ejemplo, de «Among Us». Desarrollado por Innersloth LLC, según un reciente estudio de la consultor Smartme Analytics, el título se ha convertido en la aplicación que más ha crecido durante 2020. Y también en uno de los mejores videojuegos del año.

«Este sencillo juego ha revolucionado, no sólo su sector donde no ha tenido rival, sino también otro como el de las redes sociales, el cual ve reflejado su impacto con el crecimiento de Twitch (0,20) y Discord (0,19), plataformas de stream de videojuegos. Además, destaca TikTok (1,31) como líder indiscutible entre las “apps” de redes sociales que más crecen», explican desde Smartme Analytics en un comunicado remitido a ABC.

¿Cómo funciona?

En «Among Us», que significa «entre nosotros» en castellano y está disponible en las tiendas de aplicaciones Apple, Google, Nintendo Switch y Xbox, el jugador debe descubrir quién es el traidor entre la tripulación de una nave espacial. Un grupo formado por un máximo de diez usuarios debe trabajar de manera colaborativa. El rol es aleatorio, así que te puede tocar ser uno más dentro del equipo o el impostor. Se puede jugar online (hasta diez jugadores) o en local (hasta cuatro jugadores), aunque requiere de conexión a la misma red WiFi.

Lo ideal, si se juega en local rodeado por el restos de usuarios, es respetar la dinámica y no hablar. Si eres el impostor tendrás que jugar al despiste para que no te descubran y matar a todos los miembros de la tripulación. Mientras tanto, los demás deben intentar descubrir tu identidad sin poner en riesgo la misión.

Hay dos formas de jugar, mediante un joystick o los controles táctiles. Quizá en las pantallas de los teléfonos móviles conviene dirigir los pasos con toques. Los jugadores tienen acceso a un mapa de ayuda para orientarse en la navegación de la nave espacial. Hay distintos escenarios como la cafetería, el departamento de seguridad o la armería. Así, los usuarios que forman parte del equipo pueden llamar a emergencias, seguir pistas o analizar los cuerpos de los asesinatos. El impostor puede mezclarse con el resto de compañeros para no levantar sospechas, desplazarse por espacios cerrados o sabotear las instalaciones.

El componente colaborativo hace que el juego resulte especialmente atractivo. También lo convierte en una buena opción para pasar el rato en estos tiempos, en los que nos vemos obligados a pasar en soledad más horas de las que nos gustaría. Su éxito ha servido para que su desarrolladora, según informa en un comunicado, el estudio desarrollador haya paralizado la creación de una secuela para centrarse en potenciar el título original. El pasado mes de septiembre se hizo oficial que había superado los 60 millones de usuarios.

/psg