El Servicio de Impuestos Internos calificó como positivo el balance de la última operación de declaración impuesto. La Operación Renta del 2022 también estuvo marcada por el pago de la primera cuota del préstamo solidario y la cancelación de los impuestos correspondiente al retiro de dinero desde los fondos de pensiones administrados por las AFP.

Además, la mayor recaudación servirá para financiar las ayudas que entregará el Estado para el invierno, según comentó en su momento el Ministro de Hacienda, Mario Marcel.

En esa línea, el SII informó que las declaraciones con pago aumentaron en un 47% respecto de 2021, y los montos asociados lo hicieron el doble, pasando de $3,6 billones, en 2021, a $7,2 billones en 2022. En tanto, las declaraciones con solicitudes de devolución disminuyeron en un 2,2% con respecto a 2021, llegando a 3,03 millones de declaraciones recibidas. En monto, correspondieron a $4,4 billones, un 18,2% más que en 2021.

Desde el SII comentaron que la principal razón del flujo monetario positivo registrado en esta Operación Renta (saldo a favor entre los pagos y devoluciones) corresponde a la diferencia entre monto de impuesto de primera categoría de US$ 16.080 millones y los Pagos Provisionales Mensuales (PPM) pagados de US$ 13.459 millones, mientras que el año anterior esta diferencia fue de US$ 410 millones.

“Cabe señalar que los PPM’s de 2021 se ven afectados por la rebaja transitoria de la tasa para los contribuyentes del régimen Pro Pyme, desde noviembre del 2020, hasta el 2022, sin embargo, su efecto, en este caso, es poco significativo”, agregó el SII.

El detalle

Los impuestos totales declarados en la Operación Renta 2022 aumentaron un 72% real respecto al año anterior, pasando de US$ 12.027 millones a US$ 20.684 millones, equivalente a un aumento de US$ 8.656 millones.

Desde el SII destacaron esta alza debido a los impuestos determinados de primera categoría, que crecen 65,3% (US$ 6.351millones), explicando el 73% del aumento total. Las diez grandes mineras privadas crecen en conjunto 125,9% (US$ 1.851 millones), que corresponde a un 29,1% del incremento total de este impuesto, mientras que el resto de las empresas de la economía aumentó un 54,5%.

“Este resultado se encuentra alineado con los principales indicadores macroeconómicos que presentaron una recuperación importante tras el impacto negativo en la actividad que tuvieron los confinamientos del año 2020. Entre estos indicadores se pueden considerar: el crecimiento económico, que registró una variación de +11,7% en el PIB del año 2021 respecto al 2020; el índice de actividad del comercio, que se incrementó en 12,9% real durante 2021; o el precio del cobre, que aumentó en un 46,3% real en mismo período, entre otros”, explicó el director del SII, Hernán Frigolett, por medio de un comunicado.

El impuesto global complementario, en tanto, presentó un aumento de 44,6%, equivalentes a US$ 465 millones. Por su parte, la base imponible del impuesto global complementario aumentó 6,3% (US$ 4.125 millones), mientras que el impuesto lo hace en 20%. Entre las partidas que explican el crecimiento de la base imponible, se encuentran, en orden de importancia, los sueldos, retiros de fondos previsionales afectos a impuestos, retiros de utilidades y dividendos.

“El segundo retiro de fondos previsionales, afecto a impuestos personales, comenzó a operar en diciembre del 2020. Si bien una fracción tributó en la Operación Renta 2021, la mayor parte lo hizo en la del 2022, aportando un mayor impuesto, respecto al año anterior, de US$ 130 millones (explicando el 28% del aumento total del impuesto)”, precisó el SII.

En conjunto, los impuestos Adicional, global complementario, específico a la actividad minera y adicional a las empresas del Estado, en conjunto aumentan un 106% (US$ 2.323 millones), aportando el 26,8% a la variación total. Por otro lado, el grupo de otros impuestos, disminuyen un 14,5% (US$ 17), con un efecto marginal en el total, dijo el SII.

/psg