El analista y editor de mercados en Bloomberg, Sebastian Boyd, estima que en Chile seguirá la incertidumbre independiente del resultado en el próximo plebiscito por nueva Constitución, y que esa una de las razones de porque el riesgo crediticio del país aumentó.

“Más que el miedo de que Chile deje de pagar es la incertidumbre. El mercado y nadie sabe cómo va a ser Chile en cinco años más, nadie sabe si va a ganar el Apruebo o el Rechazo el 04 de septiembre y tampoco sabemos que implica que gane una de las dos opciones”, dijo Boyd en entrevista con 24 horas.

Boyd, quien está detrás del análisis “El favorito de Latinoamérica ahora es más riesgoso que el caótico Perú”, estima que “lo que está pasando en Chile son presiones sociales, una clase media, que ha crecido mucho los últimos años, que está exigiendo más Estado y apoyo social, esas demandas sociales no van a desaparecer si gana el Rechazo”.

En esa línea, el analista de Bloomberg planteó que la mayor demanda por más Estado nació antes del estallido social, se profundizó el 2019 y que va seguir tras el plebiscito por una nueva Constitución.

“El proceso de mayor gasto fiscal comenzó mucho antes del 2019 y va a seguir. Gane el Rechazo o el Apruebo los chilenos van a seguir exigiendo cambios en el país, yo no creo que esa incertidumbre o presión social se resuelva de un día para otro”, agregó Boyd.

Cambios en Chile antes del estallido

Sebastian Boyd también resaltó que la situación crediticia comenzó a cambiar en Chile desde la recesión del 2009, “cuando Andrés Velasco comenzó a usar recursos de los fondos soberanos para hacer un estimulo fiscal y después vino el terremoto del 2010. Básicamente a partir del 2012 que Chile no ha tenido un superávit fiscal, esto ha ido en aumento y la pandemia contribuyó mucho al déficit fiscal, que creció en un gran cantidad el 2020 y 2021. Ahora parece que está mermando, pero tampoco se espera que tengamos superávit fiscal este año”.

Otros de los cambios que destacó el analista de Bloomberg es que Chile dejó atrás esa imagen en donde existían dos grandes coaliciones que gobernaban y se alternaban en el poder. “En las últimas elecciones presidenciales ninguna de esas fuerzas logró llegar a segunda vuelta”, subrayó Boyd.

Además, el profesional calificó que Chile también enfrenta “una serie de eventos desafortunados” que conspiran contra la economía local. La caída del precio del cobre, el deterioro de la economía mundial y la subida del precio del petróleo son partes de los escenarios que le juegan hoy en contra al país.

Comparación injusta con Perú

Boyd estimó que no sería correcto que el costo de asegurar la deuda de Perú a cinco años contra un impago sea ahora menor que en Chile: “Los mercados están apreciando este nivel de incertidumbre en Chile, pero no estoy convencido de que el mercado esté interpretando las cosas de forma correcta”.

Ante esto, el analista de Bloomberg planteó que “Chile sigue siendo un país más desarrollado que Perú (…) y con un estabilidad política que Perú solo puede envidiar”, y resaltó que “hay que recalcar que si bien (el riesgo crediticio de Chile) ha subido mucho, sigue siendo relativamente bajo. Uno puede calcular la probabilidad que eso sugiere es cerca del 9%, que si bien es alto, tampoco es algo que diga que es inminente (el riesgo de impago de la deuda), el mercado no cree eso”.

/psg