El ministro de la Segpres, Giorgio Jackson, explicó el planteamiento que el Presidente Gabriel Boric hizo en entrevista con CHV respecto a la continuidad del proceso constituyente en caso de que la ciudadanía rechace en el plebiscito de salida del 4 de septiembre el texto propuesto por la Convención Constitucional.

Argumentando que así lo decidió la ciudanía el 25 de octubre de 2020, el Mandatario propuso elección de constituyentes y un nuevo proceso de convención si se impone el Rechazo.

“Chile votó de manera clara en un plebiscito que quiere una nueva Constitución, pero no votó solo esto, votó que quiera una nueva Constitución escrita por un organismo especialmente electo para ese fin”, dijo el jefe de Estado, agregando que si gana el Rechazo “tiene que haber un nuevo proceso constituyente” y una votación para elegir convencionales.

Luego de la intervención, el ministro Jackson entregó mayores antecedentes de la determinación anunciada por el gobierno, y que generó una serie de reacciones en el mundo político.

“Nos han preguntado tanto que me parecía a mí razonable y el Presidente así lo estimó y en el comité político también lo conversamos, que esto él lo pudiera transmitir de manera abierta a la ciudadanía y así tenemos un Presidente que es transparente respecto a su postura, que adelanta una posición y que entrega certezas respecto a los caminos que podría llevarnos el día después del plebiscito”, señaló el secretario de Estado.

Posteriormente planeó que el delineamiento del Ejecutivo es que en caso “de que salga la opción del Apruebo, el gobierno va a trabajar para implementar la nueva Constitución y mejorar aquellas cosas que haya que mejorar dentro de la propuesta que se puso sobre la mesa” pero que, por otro lado, en el caso del Rechazo (imponiéndose) se inicie un proceso”. Fue ahí que precisó que éste incluiría “elecciones, nuevo texto sobre página en blanco, que obviamente tiene que ser refrendado por la ciudadanía posteriormente”.

Desde el gobierno habían evitado referirse al escenario posterior al plebiscito. De hecho, hasta ahora, el Mandatario sólo habían adelantado que, independiente de qué alternativa se impusiera el 4 de septiembre, él estará disponible para impulsar ajustes o reformas constitucionales.

Sin embargo hoy, tras el camino trazado por el Presidente, los ministros de comité político salieron a ratificar la nueva ruta.

Poco antes de la intervención de Jackson, la ministra del Interior, Izkia Siches, aseguró que el Mandatario “ha marcado el día de hoy una hoja de ruta” y que un nuevo proceso constituyente “es parte de la interpretación que hacemos como gobierno”.

“Tuvimos un plebiscito donde más del 80% de la población dijo que quería avanzar hacia una nueva Constitución y las interpretaciones que se están barajando es eventualmente contemplar llamar a elecciones para nuevos convencionales e iniciar un proceso nuevo”, detalló.

Por su parte, la ministra vocera, Camila Vallejo, aseguró que existe un mandato popular “que es tener una nueva Constitución y con personas elegidas democráticamente para esos efectos exclusivamente”, según se adoptó en el plebiscito de entrada “en mayoría”, y en el que además se definió “el mecanismo”.

/psg