Wall Street cerró en rojo este lunes y el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, bajó un 0,14 % tras una sesión irregular que marca un inicio de agosto negativo.

Al cierre de las operaciones en la Bolsa de Nueva York, el Dow Jones recortó 46,73 puntos, hasta 32.798,40 unidades, mientras que el selectivo S&P 500 cedió un 0,28 % o 11,66 enteros, hasta 4.118,63 puntos.

El índice compuesto del mercado Nasdaq, donde cotizan las principales tecnológicas, se deslizó un 0,18 % o 21,71 unidades y cerró en 12.368,98 enteros.

El parqué neoyorquino vivió una jornada en la que predominaron las ventas de acciones y se alejó de las ganancias de la semana pasada, con las que despidió su mejor mes desde 2020.

Según los analistas, muchos inversores aprovecharon para recoger beneficios mientras esperan los datos mensuales de empleo en EE.UU. que se publicarán el próximo viernes.

Por otra parte, hoy se conoció el índice sobre actividad del sector manufacturero ISM, que marcó un mínimo de dos años en julio, sembrando preocupación por la debilidad de la economía.

En el plano corporativo, Boeing se disparó un 6,13 % después de que la empresa lograra evitar una huelga en tres plantas al ofrecer a los trabajadores un contrato revisado que votarán el miércoles.

Por sectores, las mayores pérdidas fueron para las empresas de energía (-2,18 %) y financieras (-0,89 %) y ascendieron especialmente las de bienes esenciales (1,21 %) y no esenciales (0,51 %).

Entre los 30 valores del Dow Jones, destacaron los descensos de Chevron (-2,00 %), Caterpillar (-1,71 %), Travelers (-1,53 %) y Dow Inc (-1,41 %).

Aparte de Boeing, tuvieron ganancias significativas Procter & Gamble (2,87 %), Intel (1,79 %) y Home Depot (1,62 %)

En otros mercados, el petróleo de Texas cayó a 93,89 dólares el barril, y al cierre bursátil el oro subía a 1.788,10 dólares la onza, el rendimiento del bono estadounidense a 10 años retrocedía al 2,588 % y el dólar perdía terreno frente al euro, con un cambio de 1,0257. EFE

/psg