El epidemiólogo Antony Fauci aseguró que ante la aparición de la variante Ómicron de coronavirus es más importante que nunca que las personas reciban la dosis de refuerzo de la vacuna.

En ese sentido, aclaró que hasta el momento, los primeros estudios indican que quienes recibieron una tercera dosis de los inoculantes de Pfizer/BioNTech o Moderna aumentan notablemente los anticuerpos.

“Aunque todavía no lo hemos demostrado, hay muchas razones para creer que si uno se vacuna y se refuerza, tendrá al menos cierto grado de protección cruzada, muy probablemente contra la enfermedad grave, incluso contra la variante Omicron”, aseguró Fauci en una rueda de prensa.

El principal asesor médico del presidente Biden dijo que los científicos están monitoreando de cerca la tasa a la que los casos se duplican para ver si Ómicron superará a Delta para convertirse en la variante dominante en los Estados Unidos (o si será sofocada por ésta como ocurrió con otras), y, si es así, cuándo ocurrirá.

La variante ahora se ha detectado en seis estados de EEUU, según información reportada por los funcionarios de salud del país, aunque la mayoría de los casos involucran a viajeros que regresan.

Fauci aclaró que en unas semanas “sabremos más sobre la transmisión, la evasión inmunitaria y la gravedad de la enfermedad”.

Agregó que los estudios ahora indicaban que una tercera dosis de las vacunas fabricadas por Pfizer-BioNTech y Moderna aumentaba notablemente el nivel de anticuerpos de los receptores y elevaba los niveles de células B y T de memoria.

“Aunque todavía no lo hemos probado, existen muchas razones para creer que si te vacunas y te refuerzan tendrás al menos algún grado de protección cruzada, muy probablemente contra enfermedades graves, incluso contra la variante Ómicron”, afirmó.

“La pregunta que va a ser importante para nosotros en Estados Unidos es si hemos sido vacunado y hemos recibido el refuerzo, dado las mutaciones que presenta esta variante, cuál es la posibilidad de protección contra la infección o contra enfermedad grave que lleva a hospitalización”, explicó.

“Estamos aprendiendo sobre la severidad de la infección y el perfil de la gente que se está contagiando. Como saben, estamos empezando a ver casos literalmente cada pocas horas a un día o dos en los Estados Unidos. Y a medida que avanzamos hacia el fin de semana, probablemente veamos más y más. Una vez que está aquí, no hay manera que no se vayan a ver más casos”.

También aclaró que están recibiendo información muy valiosa de sus colegas en Sudáfrica.

Por ahora no hay ninguna muerte

Aunque la nueva variante parece ser altamente contagiosa, un portavoz de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Christian Lindmeier, dijo el viernes que no había recibido “ningún informe de muertes relacionadas con Ómicron”.

A medida que más países hagan pruebas para detectar la nueva variante, “tendremos más casos, más información y -aunque espero que no- posiblemente muertes”, dijo.

En total, Ómicron se ha detectado en 38 países y la variante está ahora extendida en las seis regiones de la OMS, aseguró la responsable técnica de la OMS para el COVID-19, Maria Van Kerkhove, durante la misma rueda de prensa.

La OMS ya ha considerado “probable” que la variante se extienda por todo el mundo, sobre todo porque un estudio sudafricano descubrió que el riesgo de volver a contraer el COVID-19 es tres veces mayor con Ómicron que con las variantes Beta y Delta.

En Sudáfrica, la nueva variante ya es prevalente y las autoridades sanitarias han informado de un aumento de las infecciones en los niños, aunque todavía no se sabe si está relacionado con Ómicron.

/psg