El acalorado debate que protagonizaron cinco de los siete candidatos presidenciales por las pantallas de Chilevisión y CNN Chile dejó momentos memorables con duras interpelaciones entre los participantes y un peak de 16,1 puntos de rating, pero además, colmó las redes sociales con comentarios de la ciudadanía.

Fueron tantos los internautas que siguieron el primer debate televisado de cara a la elección general del 21 de noviembre que algunos se percataron, pese a los efectos de luces empleados por la producción, del uso de “cajones” negros para verse más altos por parte de los candidatos Yasna Provoste (Nuevo Pacto Social-DC) y Gabriel Boric (Apruebo Dignidad-CS).

A diferencia de Sebastián Sichel (Chile Podemos Más-IND), Eduardo Artés (UPA) y José Antonio Kast (Partido Republicano), Provoste y Boric son mucho más bajos y debieron utilizar las denominadas “medias”, como se les conoce en el mundo de la televisión.

Según confirmaron fuentes cercanas a la producción del evento a EL DÍNAMO, estos elementos son utilizados típicamente en los programas televisados porque permiten “poner a la misma altura” a lo invitados, sobre todo si comparten espacio dentro del estudio.

La idea era tener un “plano parejo” para evitar que los camarógrafos y cámaras automatizadas del estudio ubicado en la ex fábrica de textiles Machasa, donde hoy está emplazado Chilevisión y CNN Chile, deban subir y bajar el tiro de cámara al momento de enfocar a los candidatos presidenciales.

Al respecto, algunos asistentes a las reuniones previas que sostuvo la producción del debate con los equipos de los candidatos, revelaron a nuestro medio que el director del evento y de varios otros programas de Chilevisión como Pasapalabra, Rodrigo García, presentó la escenografía y sugirió el uso de los implementos para “emparejar” las alturas dispares de los abanderados.

En ese momento, los equipos de Gabriel Boric y Yasna Provoste aceptaron el uso de los aparatos, entendiendo que son típicamente usados por la industria.