El abanderado de Chile Podemos Más, Sebastián Sichel, se refirió este martes a su baja en las encuestas, señalando además que el busca construir una mayoría que “empiece en la derecha, crezca hacia el centro y ojalá llegue a algunos sectores liberales de centroizquierda”.

En entrevista con Radio Concierto, el abanderado indicó que “yo soy un candidato de centro, orgulloso de serlo (…) saco el doble o casi el triple en todas las encuestas de lo que saca José Antonio Kast, hay un mundo de derecha, que es muy de derecha que quiere votar por gente que es solo de derecha y yo tengo propuestas distintas”.

Así, afirmó que “yo quiero tener un Gobierno de mayoría que represente a la gran mayoría de los chilenos, que no avance en la polarización, sino que avance en la colaboración, que entienda a la derecha sin ningún complejo, pero que llegue a sectores de centro, pero que tenga vocación de mayoría”.

“En el sector que yo estoy me encantaría que esta mayoría política empiece en la derecha, crezca hacia el centro y ojalá llegue a algunos sectores liberales de centroizquierda sin ningún complejo. Esa es una tesis distinta a la que representa José Antonio, legítima la suya, pero yo no quiero que en mi coalición participe, vote y haya pura gente igual, porque sino no querría ser Presidente de todos los chilenos, querría ser Presidente de los que piensan y hablan como yo”, sostuvo.

En relación a su baja en las encuestas, Sichel comentó que “es obvio que Boric tiene que estar más arriba, si sacó su primaria 600 mil votos más que la que yo participé. Lo que pasa es que después del triunfo en que quedamos con una buena evaluación ciudadana después, se han ido consolidando los números de las mismas primarias”.

Y agregó que “yo estoy marcando encuestas más encuestas menos entre 20%-25%, él (Gabriel Boric) entre 25% y 30%, que es bien parecido a lo que pasó en las primarias (…) efectivamente Gabriel Boric ya partió con una ventaja inicial y eso lo asumimos con toda humildad y por eso estamos haciendo la campaña que estamos haciendo. Tenemos un desafío distinto, nosotros tenemos un candidato que va más a la derecha, que va en un proyecto personal que nos saca hartos votos y Gabriel en el mundo de izquierda no ha habido ni un candidato que pueda levantarse, se le cayó Ancalao, Marco Enríquez ha tenido los problemas que ha tenido”.

A su juicio, “es natural lo que está pasando, yo no tengo ningún enredo, tengo un desafío grande que es pasar a segunda vuelta y debemos aprender todos los partidos políticos que aquí no hay actores que tengan elecciones ganadas, que los votos los tienen los ciudadanos y que podemos gobernar Chile”.

/psg