Empezamos el mes de septiembre con un fenómeno realmente preocupante. Los astrónomos han observado la creciente actividad del Sol desde hace bastante tiempo, pero recientemente nuestra estrella lanzó una serie de poderosas erupciones solares. El portal científico Space.com informó que el Sol lanzó una serie de erupciones solares entre el 27 y el 29 de agosto. La más fuerte de las erupciones fue una de clase M8 que ocurrió el lunes 29 de agosto. La NASA clasifica las erupciones solares en un escala similar a la escala de Richter utilizada para los terremotos, pero en su lugar, incluye letras. Las erupciones solares varían en severidad desde el nivel de clase A que es el más pequeño hasta la clase B, clase C, M y, finalmente, la clase X es la más poderosa.

Como lo describe la NASA, cada una de las letras representa un aumento de 10 veces la energía emitida por la llamarada, lo que significa que una llamarada solar de clase X es 10 veces más poderosa que una clase M, y una clase M es 100 veces más poderosa que un Clase C. En particular, la escala también presenta una escala más fina de números que van del 1 al 9. Además, la agencia espacial señala que las erupciones solares de clase C e inferiores son demasiado débiles para afectar notablemente a la Tierra, pero las de clase M y superiores pueden causar apagones de radio y tormentas de radiación que pueden poner en peligro a los astronautas y la vida en la Tierra.

Las erupciones solares a menudo se asocian con eyecciones de masa coronal (CME), que impactan en la Tierra en los días posteriores a la ocurrencia de una erupción solar. Estas densas corrientes de partículas cargadas impactan en la atmósfera superior de la Tierra y pueden causar tormentas geomagnéticas que pueden dañar los satélites, los sistemas de comunicaciones, el GPS y los sistemas de energía ubicados en la superficie de la Tierra.

svg+xml;base64,PHN2ZyB2aWV3Qm94PScwIDAgMTAyNCA1NzYnIHhtbG5zPSdodHRwOi8vd3d3LnczLm9yZy8yMDAwL3N2Zyc+PC9zdmc+ - La NASA confirma que una intensa llamarada solar se dirige hacia la Tierra

Potentísima llamarada solar

Las astrónomos detectaron una llamarada solar de clase M4 el sábado y la siguieron hasta la mancha solar AR3088, y el Centro de Predicción del Clima Espacial de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica emitió una advertencia de tormenta geomagnética menor para el lunes. Una tormenta geomagnética de este calibre es capaz de causar problemas a los sistemas antes mencionados.

SpaceWeather informó el 30 de agosto un impacto de CME en el campo magnético de la Tierra que provino de la mancha solar AR3088, y el informe indica que el impacto fue un golpe oblicuo ya que la mancha solar no estaba directamente orientada hacia la Tierra. Así que el Sol está realmente activo, y además de las recientes llamaradas solares nuestra estrella expulsó un tornado retorcido de plasma 20 veces más alto que la Tierra.

llamarada solar dirige tierra - La NASA confirma que una intensa llamarada solar se dirige hacia la Tierra

Futuro incierto

La actividad del sol sigue ciclos de 11 años, con sus niveles de actividad de manchas solares y el número subsiguiente de erupciones solares y CME aumentando a medida que se acerca al máximo solar. El último mínimo solar fue en diciembre de 2019, y el próximo máximo solar está previsto para 2025, sin embargo, la actividad del sol es mayor a la prevista previamente para su etapa de ciclo. El Ciclo Solar 25 , el ciclo actual, es el ciclo 25 que ha ocurrido desde que comenzamos a registrar la actividad de las manchas solares en 1755, y según los expertos, está en camino de superar al Ciclo Solar 24.

El Ciclo Solar 24 fue un ciclo promedio en términos de actividad de manchas solares, lo que significa que se esperan erupciones solares y CME más frecuentes y poderosas en los próximos años en comparación con la década anterior. Y son muchos los expertos que están advirtiendo que el Evento Carrington de 1859 podría volver a ocurrir en cualquier momento, la llamarada de clase X más grande y poderosa que ha impacto en la Tierra. Y si volviera a ocurrir nos encontraríamos ante una catástrofe sin precedentes, en un mudo dependiente de la tecnología.

Original de mundoesotericoparanormal.com

/psg