Una serie de reacciones provocó la primera cuenta pública del Presidente Gabriel Boric, ante el Congreso Nacional en Valparaíso.

Durante su discurso, que duró poco más de dos horas, el Jefe de Estado abordó diversos ejes, como educación, cultura, pueblos originarios, niños, niñas y adolescentes, economía, minería, vivienda, salud y seguridad.

Además, anunció nuevas medidas a concretarse durante su gobierno, las que fueron posteriormente criticadas por parlamentarios y dirigentes de partidos de oposición.

Al finalizar la ceremonia en dependencias del Parlamento, personeros de Chile Vamos y el Partido Republicano dieron cuenta de sus análisis y balances, quienes acusaron la falta de “anuncios concretos”.

“Yo no le creo absolutamente nada a este gobierno, porque este gobierno miente descaradamente. Las cosas que dicen que van a hacer no las hacen, tienen un doble discurso”, expresó el senador de la UDI, Iván Moreira, y agregó que “este es un gobierno que es cómplice de las aberraciones de la Convención Constituyente, de tal manera que si en su gobierno no se aprueba la Constitución yo creo que este gobierno no tiene nada más que hacer”.

El presidente de la UDI y senador, Javier Macaya, en tanto aseguró que “el Presidente Boric hoy tuvo una presentación razonable en términos comunicacionales” y destacó la creación del Ministerio de Seguridad, “que es algo que era parte del gobierno anterior y que lamentablemente no fue apoyada por la en ese entonces oposición”.

Sin embargo, precisó que “me faltan anuncios concretos” y que “acá no basta con los simbolismos y con la poesía”. “Yo le digo de buena fe, necesitamos una agenda más objetiva en materia de seguridad, terrorismo y particularmente en el manejo de la economía hoy”, agregó.

El diputado de Renovación Nacional, Miguel Mellado, por su parte, fue más tajante y calificó la cuenta pública como “populista”: “Una cuenta populista donde, nuevamente, se olvidaron de La Araucanía. Habrá inversión para víctimas de estallido social, mientras que las del terrorismo seguirán esperando. Habrá modificaciones a la Ley de Inteligencia, pero en septiembre. La Araucanía a la lista de espera”.

En materia laboral, el senador de Evópoli, Luciano Cruz Coke, señaló que “deja asuntos importantes fuera”. “Obviamente nosotros estamos trabajando en la comisión por el tema de pensiones, pero lo posterga hasta agosto, pensamos que iba a tener algún anuncio que fuera más rápido”, precisó.

A juicio de su par del Partido Republicano, Rojo Edwards, “el Presidente Boric se aleja un poco de las urgencias sociales y habla básicamente a grupos identitarios o tribales”.

“Por ejemplo, cuando hablamos de seguridad prácticamente no hizo absolutamente nada, la palabra Araucanía creo que no la mencionó, la palabra delincuencia creo que ni siquiera se mencionó, por lo tanto, creo que es muy débil en las materias que a la gente le importan”, sostuvo, y agregó que “yo no creo que esta sea una cuenta pública que la gente va a evaluar positivamente”.

El diputado y jefe de bancada de RN, Andrés Longton, aseguró que el eje en migración “fue muy débil”: “No dijo nada respecto a las 20 mil órdenes de expulsión pendientes, administrativas y judiciales que este gobierno no ha ejecutado. Qué pasa con la reconducción de frontera, qué pasa con el plan de fronteras seguras, qué pasa con la delincuencia que está azotando a nuestro país. (…) No dijo nada de eso, solo que va a apurar ciertos trámites que tienen que ver con al regularización, con un eventual perdonazo que ya estamos viendo a todas luces”.

En materia de salud, el presidente de RN y senador, Francisco Chahuán, “lamentó” que los anuncios realizados por el Mandatario “no se condicen respecto a las votaciones que han efectuado en las propias comisiones legislativas”, y emplazó a los parlamentarios del oficialismo “a que en el día de hoy, en la Sala del Senado, se vote el seguro catastrófico que beneficia a miles de familias chilenas”.

“Una cosa es la poesía en el discurso y otra cosa es la consistencia en el voto”, aseveró, y precisó que “pareciera que el gobierno está esperando a septiembre, el plebiscito, para generar un sistema único de salud”.

Quien también cuestionó la cuenta pública fue Rodrigo Delgado, exministro del Interior, durante el segundo gobierno de Sebastián Piñera.

El exsecretario de Estado aseguró que “gran parte de anuncios en materia de seguridad son proyectos del gobierno de Sebastián Piñera y que rechazaron cuando fueron oposición”, y precisó que “gran oportunidad de coherencia sería poner máxima urgencia a la agenda legislativa de seguridad que duerme en el Parlamento”.

Desde la Democracia Cristiana (DC), el senador Matías Walker valoró el tono de la cuenta pública, “señalando claramente que la historia no parte con este gobierno, que no parte desde cero, lejos de la pretensión que muchas veces su propia coalición política ha señalado”.

Mientras que la senadora y jefa de la bancada falangista, Ximena Rincón, apuntó al eje económico. “Creo que nos falta, es importante, las pymes ya estaban reclamando y decían ‘27 líneas’ que son lo que ya conocíamos en el programa. Falta ver cómo vamos a aterrizar esto en el apoyo real a las empresas medianas, pequeñas y microempresas. Yo creo que es bueno que estén presentes y ahora tenemos que materializarlo con anuncios concretos”, señaló.

Además, precisó que fue un discurso “altamente ambicioso”, algo que calificó como positivo. Sin embargo, indicó que hubo “temas que me preocupan que no están presentes en el discurso del Presidente de la República”, como “el tema sequía”. “Es solo una línea, no hay claridad respecto de cómo lo vamos a abordar”, aseguró.

/psg