Chile parece haberse convertido en una montaña rusa. “Terremoto en Chile”, decían los periodistas ingleses para descartar que algo fuera noticia. Éramos el país donde no pasaba nada… hasta que pasó. Volvimos a ser noticia. Como escribe Alfredo Jocelyn-Holt, “en el futuro, cuando alguien perspicaz, ojalá historiador, intente hacer un recuento en serio de lo que estamos viviendo, seguramente va a captar con mayor nitidez cuán aturdidos y mareados hemos estado”. Y todo ello mientras, como agrega Max Colodro, nos encaminados a la elección más dramática desde 1990, una donde un resultado consistente con lo vivido desde el estallido social ya no es el único posible”. E incluso podría terminar siendo el más contraintuitivo de todos.

boletín semanal de Opinión de La Tercera .

/gap