“Hemos conversado con el Presidente, él está muy tranquilo y valora la decisión que ha tomado el Senado”, manifestó el ministro secretario general de la Presidencia, Juan José Ossa al referirse al rechazo este martes de la acusación constitucional en contra Sebastián Piñera en la Cámara Alta y que significó un fracaso para la oposición.

Ossa, en conversación con la prensa en el Congreso, manifestó que “ha triunfado la democracia, pero quisiera decir, de todo corazón, que quienes estamos acá estamos, esperamos como oposición o gobierno en el futuro, que cualquier Presidente o Presidenta que le toque asumir el 11 de marzo, cuente con 1/3 en este Senado, porque la puerta que se ha abierto es muy peligrosa”.

En ese contexto expresó que “van a contar siempre con nuestra leal colaboración para que no siga una seguidilla de intentos de destituciones. Porque podemos estar en desacuerdo pero lo que no podemos hacer es rifarnos nuestro país”.

Para el secretario de Estado los diputados que impulsaron la acusación constitucional contra Piñera “se dejaron llevar por afanes puramente electorales. Vimos a un Senado subyugado al ritmo que le puso la Cámara de Diputados por unos pocos votos. Un ejemplo: el senador (José Miguel) Insulza, el exPanzer, duele verlo subyugado a esta política pequeña. Duele ver como un senador con esa trayectoria, exministro, finalmente se deja amedrentar por las redes sociales”.

Ossa dijo, además, que “prácticamente todos los senadores y senadoras en privado nos señalaban que estaban atemorizados; en privado nos decían que estaban en contra de la acusación. Si se quiere una metáfora, agradezco que el senador Insulza no esté a cargo de la OEA ahora, a propósito de la crisis de Nicaragua, y lamento como nunca pudo condenar las violaciones a los derechos humanos en Venezuela”.

/gap