Las redes sociales permiten al usuario estar a un «clic» de distancia de cualquiera. Sin embargo, el enorme torrente de publicaciones que fluye dentro de estas herramientas también es capaz de causar problemas; como el de la desinformación, con la que plataformas como Facebook o Twitter llevan lidiando desde hace años. Precisamente, la aplicación del pájaro azul acaba de poner en marcha en Estados Unidos una nueva función que busca combatir las «fake news» que se vierten en su interior. Y, para ello, quiere contar con la colaboración de los internautas corrientes. Su nombre es Birdwatch.

«Birdwatch permite a las personas identificar información en tuits que creen que es engañosa y escribir notas que brindan un contexto informativo. Creemos que este enfoque tiene el potencial de responder rápidamente cuando se difunde información engañosa, agregando un contexto en el que las personas confían y encuentran valioso», explica en un comunicado Keith Coleman, vicepresidente de producto de la red social.

Aunque el servicio, por el momento, solo está disponible en fase pruebas en un sitio aparte de la red social, y al que solo pueden acceder los usuarios de Estados Unidos, desde Twitter se espera que esté disponible próximamente a nivel global: «En este sitio, los participantes de la prueba piloto también pueden calificar la utilidad de las notas agregadas por otros colaboradores». Asimismo, la compañía asegura que ha realizado más de 100 entrevistas con personas de todo el espectro político que utilizan Twitter para hablar sobre la herramienta.

«En particular, las personas valoran que las notas procedan de la comunidad (en lugar de Twitter o una autoridad central) y aprecian que las notas proporcionarán un contexto útil para ayudarles a comprender y evaluar mejor un tuit (en lugar de centrarse en etiquetar el contenido como “verdadero” o “falso”)», expresa Coleman.

/psg