Estamos cerca de iniciar el año del “Buey de metal” y hay muchas esperanzas que este sea mejor que su antecesor la “Rata” que marcó el inicio de un nuevo ciclo de 12 años, y también una Pandemia Mundial. Pero, es importante mencionar que, por ejemplo, el Golpe de Estado en Chile fue en un año similar a este. ¿Tendremos que esperar algo igual este año?

Buey de Metal, un 2021 de mucho esfuerzo

La Rata nos deja y damos inicio al nuevo año Chino el próximo 12 de febrero y se mantendrá hasta el 31 de diciembre. Sin embargo, ¿Podemos realmente esperar un mejor año? Para comprender mejor que nos espera, es importante explicar cuál es la energía reinante y qué esperar para Chile y el mundo. En el horóscopo Chino los años no sólo se dividen en 12 animalitos, sino también en elementos, lo que puede hacer un año más positivo o negativo, pero además hay que entender que son ciclos y como tal hay situaciones y eventos que tenderán a repetirse. Este año en particular es Metal, al igual que el 2020 que se inició de nuevo el ciclo, pero les explicaré de qué se trata y qué esperar.

Año de Metal Ying

Este 2021 es un año Ying lo cual nos lleva a energías en contradicción y a estar “hacia adentro” en lo que se refiere a lo espiritual, emocional y también físico, por lo tanto, podría ser que debamos lidiar, sobre todo el primer semestre con mayor confinamiento debido a la pandemia.

Además, es que al ser elemento Aire, las zonas más afectadas del cuerpo son los pulmones, intestino, nariz y piel, por lo tanto, la recomendación es aumentar los cuidados para no tener problemas en estas áreas.

Los años metal como este tienen emociones positivas y negativas y desde ese punto de vista se pone atención a dos aspectos, el dolor por un lado y coraje por otro. Por lo tanto, desde el dolor es cuando sacaremos el valor para salir adelante en las situaciones complejas.

Al ser elemento aire se relaciona con las comunicaciones, por lo que los trabajos que se realicen a distancia serán los más beneficiados. Pero también habrá que tener mucho cuidado con los medios de comunicación y la manipulación mediática.

El buey por su parte nos trae trabajo, esfuerzo y constancia. Si bien no es un año prometedor en cuanto a la economía y la cesantía tendría tendencia al alza, los trabajos independientes, sociedades y labores familiares serán las que tendrán mayor recompensa. Siempre y cuando haya dedicación, ya que el Buey exige esfuerzo y acción, en caso contrario habrá serios problemas para superar la crisis financiera.

¿Qué esperar para este año?

Si bien no se puede predecir con exactitud que eventos ocurrirán, si se puede analizar los años anteriores del Buey. Al ser ciclos de 12 años, podemos comparar cómo hay situaciones que tienen tendencia a repetirse. En este caso mencionaré que 1949, 1961, 1973, 1985, 1997 y 2009 fueron años del Buey, donde sabemos hubo terremotos en Chile como Angol, Iquique, Algarrobo (Zona central), otro en Lago Rapel (Pichilemu), Coquimbo, temperaturas extremas, nevazón en el Desierto de Atacama, aluvión en Valparaíso, llegada de H1N1 a nuestro país donde se paralizaron en varias ciudades las clases y el mayor hecho recordado por Chile, El golpe de Estado. Pero también tuvimos pandemias Mundiales como la primera y segunda ola del Cólera que se dio en años del Buey (1817 y 1961) y la Peste de Marsella, una de las más letales de Europa.

Ahora bien, Chile es un país sísmico, por lo tanto, no se puede asegurar qué año habrá o no eventos similares y a nuestro favor es que ninguno de los terremotos más grandes de la historia ha sido en un año del Buey, pero para los orientales analizar estos eventos puede ser un precedente para saber qué esperar.

/psg