Pese al debilitamiento del cobre, el dólar cerró a la baja la sesión de este jueves, aunque se mantuvo sobre el nivel de los $785 en el plano local.

De hecho, la divisa concluyó su cuarta sesión de la semana con una baja de $2,70, en puntas de $786,30 vendedor y $786 comprador.

A juicio de Ángel Rubilar, asesor de Inversiones y Trading de Libertex, “el dólar índex ha tenido un retroceso luego que los anuncios de la Reserva Federal señalaran que los estímulos comenzarán a retirarse en noviembre, aunque sin una fecha específica y con miras a que sea paulatino, además de la inexistencia de modificación en las tasas de interés, por lo que de no verse un aumento en los rendimientos de los bonos del tesoro significativos, no estaremos viendo un dólar fuerte”.

Mientas que Ricardo Bustamante, jefe de estudios trading de Capitaria, dijo que “el billete verde termina cayendo en la sesión a pesar de un intento de rebote, viéndose presionado por la caída del dólar a nivel global, devolviendo las alzas que generó después que la Reserva Federal se mostrara a favor de un pronto recorte de estímulos, a pesar de no haber dado una fecha de inicio del tapering”.

/psg